¿Se puede aprender a ser cool?

Se llaman 'The school of life' (La Escuela de la Vida). Tienen un pequeño pero coqueto local en el centro de Londres. El proyecto fue impulsado por Alain de Botton, uno de los filósofos más vendedores de la actualidad.  Intentan enseñar el camino para alcanzar una vida más satisfactoria. Su truco principal consiste en "dar un paso atrás y pensar por segunda vez". Para ello utilizan recursos de la filosofía, la literatura, la psicología y las artes visuales.  Su último curso trata sobre cómo ser cool, un estatus que buscan desesperadamente tanto las personas como las marcas. ¿O es que no se acuerdan de los famosos coolhunters?

School of life



El concepto resulta bastante escurridizo. Puede abarcar desde anticipar una nueva tendencia hasta no ser perturbado por los reveses de la vida. Nick Southgate, profesor de la academia, se explicaba en una reciente entrevista con El País.

[Relacionado: Las diez ciudades con las mujeres más bellas]

Subrayaba que el "cool" no tiene por qué ser patrimonio exclusivo de los famosos. Se trata más bien de pequeños gestos cotidianos, entre los que cita los siguientes: celebrar un gol sin montar números, ser generoso de manera modesta o entrar con gracia en el vagón metro justo un segundo antes de que cierren las puertas.  Tampoco se trata de algo rabiosamente nuevo. De hecho, Southgate cita a Aristóteles como el primer ensayista que se ocupó de este asunto.

La Escuela de la Vida tiene una servicio de biblioterapia, donde recomiendan libros adecuados para cada problema. En el asunto que nos ocupa los dos títulos estrella son "How to be cool" (Will Smith, nada que ver con el actor) y "El punto clave" (Malcolm Gladwell). Ambos inciden en la idea de pequeños cambios en la vida pueden tener grandes efectos. El profesor Southgate incluso se atreve a señalar el gesto más cool de la historia: el puño en alto de los atletas Tommie Smith y John Carlos durante las olimpiadas de México en 1968. Fue una rotunda protesta contra el racismo y una proclamación del black power. “Aunque lo prepararon, resultó natural, tenía trasfondo y además fue muy estético”, señala.

[Relacionado: ¿Saldrías así vestido a la calle?]

El think tank londinense ofrece sermones, clases, comidas de trabajo, psicoterapias  y seminarios de fin de semana. Esta heterodoxa institución llamada The School Of Life edita unas guías de combate con títulos elocuentes. Entre ellas destaca "Cómo preocuparte menos por el dinero", "Cómo encontrar trabajo satisfactorio", "Cómo florecer en la era digital", "Cómo cambiar el mundo" y "Cómo pensar más sobre el sexo" (este último escrito por el propio Alain de Botton). Pretenden dignificar el vilipendiado "libro de autoayuda" recordando que tiene una larga tradición filosófica. Por ejemplo, apuntan, Epicuro escribió unos treinta de estos textos para ayudar a sus compatriotas a mejorar su vida cotidiana.