Acoger un niño

Te contamos todo lo que necesitas saber para poder acoger a un niño en los meses de verano. Es una experiencia inolvidable.

Acoger un niño

La acogida consiste en asumir temporalmente el cuidado de un niño que, por sufrir determinadas carencias en su familia biológica o en el lugar en el que vive, se beneficia mucho de su estancia entre nosotros.

Durante el tiempo de acogida el niño vive experiencias nuevas, recibe tratamientos médicos si los necesita y mejora su salud, así como su bienestar.
Pero recuerda que, a diferencia de la adopción, pasado el plazo acordado el pequeño regresa obligatoriamente al entorno del que procede.

Unos diez mil niños con edades entre 6 y 17 años (han de ser siempre menores de edad) vienen cada verano a nuestro país gracias a los programas de acogida puestos en marcha por distintas asociaciones y ONGs.
El Sáhara (más del 80%) y Ucrania (Chernobil) son los principales lugares de origen de estos niños, aunque también proceden del África subsahariana y algunos de España (es otro tipo de acogida).

Los programas de acogida estivales, cuya duración es de entre dos meses (julio y agosto) y tres meses (incluye junio) traen a nuestro país a niños que, por lo general, padecen deficiencias afectivas o alimentarias, pero no enfermedades graves.

¿Dónde hay que solicitarlo?
Directamente a la organización que tramita el acogimiento. La gran mayoría de ellas disponen de una página web con toda la información necesaria sobre su labor.
En algunos casos es necesario darse de alta como miembro de la ONG, pero normalmente basta con solicitar la acogida para iniciar los trámites. Es aconsejable informarse en cada caso concreto.

¿Hasta cuándo es el plazo?
Depende de cada organización, pero en principio los plazos se inician en el mes de enero y se alargan hasta abril. En todo caso el proceso ha de acabar en mayo, puesto que hay grupos de niños que aterrizan en junio en España y es necesario dejar tiempo para toda la tramitación administrativa.

¿Cómo se hace el trámite?
Una vez presentada la solicitud de acogida se realiza una entrevista personalizada con la familia.
En este encuentro se explica claramente lo que supone el acogimiento (derechos y obligaciones).
Cualquier familia puede acoger, aunque se valora que en ella haya niños de edades parecidas a aquellos que vendrán a pasar unos meses en nuestro país.

Si la evaluación es finalmente positiva, la ONG inicia el expediente de acogida y lleva a cabo todas las gestiones para poner en marcha el proceso (trámites ante las embajadas, compra de billetes de avión, permisos, etc.).
Además, gestionan una tarjeta sanitaria temporal pública o bien seguros privados para que los niños estén cubiertos desde el mismo instante en que pisan territorio español.
Existen paralelamente campañas sanitarias para que los niños que lo requieran sean sometidos a reconocimientos médicos o tratamientos.

Más información:
Adopción internacional: pasos a seguir.
Requisitos necesarios para la adopción.