Antioxidantes, también contra el sol

La nueva arma para combatir e incluso revertir el fotoenvejecimiento (arrugas, flacidez y manchas) es añadir antioxidantes a la fotoprotección. Además, se ha demostrado que resultan lo más efectivo contra los rayos infrarrojos (mucho más dañinos para el ADN celular que los UVB).

Antioxidantes, también contra el sol

La doctora Isabel Aldanondo (Madrid, tel. 914 31 78 61) asegura que «hay una parte del espectro de los UV frente a la que ni siquiera los mejores productos solares del mercado son capaces de proteger.
Este escudo adicional se consigue utilizando antioxidantes, ya que estabilizan los radicales libres, previenen las mutaciones del ADN, la inmunosupresión, el eritema solar y tienen cierto efecto corrector de las manchas».

¿Cómo utilizarlos? De día, antes de la crema de tratamiento y del fotoprotector, en su versión pura y a una concentración efectiva pero tolerable por la piel.
De ahí la importancia de que sean prescritos por un profesional. Mal empleados pueden llegar a irritar la piel y causar granitos.

¿Qué puedes esperar de ellos? En un plazo de 4 a 6 semanas estimulan la síntesis de colágeno, controlan los procesos oxidativos previniendo el envejecimiento cutáneo y el cáncer de piel, suavizan las manchas y apor tan mayor luminosidad.

Los seis magníficos
  • Vitamina C (ácido ascórbico): neutraliza los radicales libres, regenera la vitamina E, estimula el colágeno y además es antiinflamatoria.
  • Vitamina E (alfa-tocoferol): antirradicales libres y antienvejecimiento prematuro. Protege las membranas celulares y es más potente asociada a la vitamina C.
  • Ácido ferúlico: es de origen vegetal, previene el envejecimiento celular prematuro, protege frente al estrés oxidativo de los rayos UV, estimula la síntesis de colágeno y corrige arrugas y manchas.
  • Phloretina: se obtiene de las manzanas, neutraliza los radicales libres, protege el ADN celular, mejora la luminosidad y la renovación celular, y reduce arrugas y manchas.
  • Genisteína: reduce los efectos perniciosos de la radiación UV, evita las mutaciones del ADN celular e impide la destrucción del colágeno.
  • Polypodium leucotomos: este helecho originario de Centroamérica protege frente al eritema y el daño en el ADN celular, previene la quemadura solar, repara el daño producido por los radicales libres y otras especies reactivas de oxígeno y refuerza el sistema inmunológico.

Más información:
Alimentos funcionales.
Alimentos beauty para un cuerpo 10,