Una nueva aplicación ayuda a los padres a encontrar a sus hijos perdidos

Family Tracker

TORONTO, 7 (Reuters/Portaltic)

Es la peor pesadilla de un padre. Su hijo no llega a casa una noche y desaparece durante varios días. La madre de un niño de 14 años de edad, que desapareció en Atlanta (Georgia) a principios de este año, recurrió a su teléfono inteligente en busca de pistas utilizando una aplicación llamada Family Tracker que le ayudó a rastrear su ubicación.

Es una de las varias aplicaciones que permiten a los padres rastrear el paradero de sus hijos. "Se puede ver dónde están sus seres queridos sin tener que llamar o molestarles", dijo Roberto Franceschetti de LogSat, los creadores del Family Tracker, que cuenta con más de 100.000 usuarios y está disponible a nivel mundial.

Los padres pueden rastrear la ubicación de su hijo en un mapa, enviar mensajes, e incluso activar una alarma en el teléfono de forma remota.

"Tenemos una opción para que el emisor para hacer un ruido muy desagradable, muy ruidoso. Se trata de una fuerte sirena y repetimos ese sonido cada dos minutos hasta que la persona descuelga", dijo.

Los padres no necesitan tener un teléfono inteligente para el seguimiento de sus hijos. El servicio también es accesible a través de la web, siempre y cuando el teléfono que está siendo rastreado ejecute la aplicación, que funciona tanto en iOS como en Android.

Family Tracker tiene un servicio adicional que mantiene un registro de todos los datos generados por la aplicación por un período de dos semanas. El servicio fue utilizado para encontrar al niño perdido en Atlanta.

"Con una suscripción, mantenemos todos los lugares donde la persona ha estado en nuestros servidores. Se puede ver donde se ha encontrado esa persona en las últimas dos semanas. Usted puede encontrar dónde se encontraba esa persona en un momento determinado o en un lugar específico ", explicó Franceschetti.

Pero, ¿son este tipo de aplicaciones una forma de invadir la privacidad? "Las ventajas son enormes en comparación con las desventajas, sin olvidar que la persona siempre tiene que dar su consentimiento. Nadie puede ser rastreado a menos que dé su permiso", dijo Franceschetti.

Una aplicación similar, llamada Life360, ayudó a las familias a mantenerse en contacto durante el tsunami del año pasado en Japón.

La madre del niño desaparecido, que prefirió permanecer en el anonimato, dijo que seguirá utilizando la aplicación para realizar un seguimiento de su hijo.

"Mi consejo a cualquier padre o madre es que no sean tímidos a la hora de vigilar a sus hijos", dijo. "La tecnología no puede sustituir de forma pro-activa a la comunicación y a las relaciones sanas entre los padres, pero he encontrado una herramienta más dentro de las utilizadas por los buenos padres".