Caprichos de Lady in Red

Desmitificando la cosmética

Hace unos días, el doctor Ricardo Ruiz, uno de los más prestigiosos dermatólogos (jefe de dermatología de la Clínica Rúber y director de Clínica Dermatológica Internacional) envió un comunicado que ha levantado ampollas. Diez verdades políticamente incorrectas sobre cosméticos, lo ha denominado. Y tan incorrectas: en él, arremete contra los cosméticos de moda, asegura que para utilizar buenos productos no hay que gastar mucho, que ninguna crema puede reafirmar ni eliminar arrugas, que las cremas anticelulíticas no funcionan o que los nutricosméticos tienen poco de evidencia científica.

Mitos sobre las cremascremas

Declaraciones que, en boca de otro profesional podrían haber pasado desapercibidas, pero que cuando las hace un médico con el caché del doctor Ricardo Ruiz son, cuanto menos, llamativas. El doctor empieza asegurando que los cosméticos con efecto "láser", "lifting" o "botox" no funcionan, que simplemente son estrategias de marketing adoptadas por las firmas para definir a sus cosméticos.

[Relacionado: Flechazos de belleza]

Continúa aclarando que los productos que llevan el nombre de un médico o un dermatólogo no tienen por qué ser mejores, con lo que estamos de acuerdo. De hecho, la mayor parte de las grandes compañías de cosmética tienen dermatólogos como asesores.

El tercer punto es uno de los más polémicos: para usar buenos cosméticos no hace falta gastar mucho. Asegura que no hay crema capaz de eliminar las arrugas ni de reafirmar, y que el objetivo de un cosmético debe ser proteger del sol, hidratar y nutrir la piel y no producir efectos secundarios. "Para conseguir esto, no hace falta gastarse mucho", afirma. Asegura además que las cremas con veneno de serpiente, baba de caracol, caviar o rosa mosqueta están sobrevaloradas, y no suponen ningún avance en el tratamiento del envejecimiento.

Las cremas con el calificativo de "naturales" o que se compran en herbolario son sus siguientes "víctimas". Afirma que no sólo no producen menos alergias, sino que en general suele ser al revés: los cosméticos de firmas conocidas suelen invertir más en estudios para conseguir productos más hipoalergénicos, y que "la cicuta también es natural, y deriva de una planta".

[Relacionado: Y llego...la manipedis]

Los nutricosméticos, según el doctor Ruiz, pese a estar muy de moda no está demostrado que ejerzan ningún efecto positivo. De hecho, afirma, la toma de excesivos antioxidantes orales puede ser perjudicial para la salud. Tampoco le gustan los fotoprotectores orales: considera que aunque han demostrado tener una cierta capacidad para proteger frente a los efectos de la radiación UV, es mínimo frente a lo que protegen las cremas o los protectores físicos como la ropa, los sombreros o las gafas de sol.

No sólo habla de productos para el rostro: respecto a los cosméticos para el cuerpo, afirma que las cremas antiestrías, las cremas anticelulíticas y las reductoras de grasa no funcionan.

Para terminar, afirma que sí hay muchos cosméticos que gustan a los dermatólogos (al menos, a él): los protectores solares, los de higiene y los hidratantes, y que en relación con el envejecimiento sí confía en los que tienen ácido retinoico (no retinol), alfahidroxiácidos y vitamina C, pero que su eficacia es limitada. ¿Qué os parece?

También os puede interesar: