Caprichos de Lady in Red

Siete trucos para lucir bikini

Y de pronto... ¡el verano! Aunque oficialmente aún faltan cerca de tres semanas para que empiece, mayo ha terminado con temperaturas dignas del mes de julio, y casi no nos ha dado tiempo a asumir el cambio de estación... y de ropa. ¿Qué tal la operación bikini? ¿Un año más se te ha hecho tarde?

Trucos para lucir bikiniTrucos para lucir bikini

Si temes el momento en que tengas que enfundarte el bañador, no te preocupes: aún puedes mejorar tu figura para sentirte cómoda y guapa cuando toque lucirse en la playa.

Ejercicio sin excusas. Aunque lleves desde principios de año arrastrando el propósito de apuntarte al gimnasio, ahora no te queda otra. Opta por algún programa enfocado en quemar calorías, y acude al gimnasio por lo menos tres veces a la semana. Si prefieres el ejercicio al aire libre, el running es una opción perfecta y muy apetecible en este tiempo, sobre todo a primera hora de la mañana o a última de la tarde, cuando ya refresca.

Centra tus esfuerzos en vientre y glúteos. Un vientre plano y unos glúteos firmes son claves para estar estupenda en bañador. Si vas al gimnasio pide que te personalicen el entrenamiento para centrar la atención en estos puntos, y si decides hacerlo por tu cuenta, los mejores ejercicios son las sentadillas, los abdominales y las patadas hacia detrás. Repítelos en tandas de dos series de diez repeticiones cada una.

No olvides hidratarte. Bebe mucha agua, zumos e infusiones, y olvídate de los refrescos y las bebidas gaseosas, que te hinchan innecesariamente y favorecen la retención de líquidos. Mejor si bebes antes que durante las comidas.

Relacionado: Gimnasia anticelulítica

Incluye en tu dieta alimentos con efecto diurético: te ayudarán a eliminar toxinas y a acabar con la retención de líquidos. Entre ellos, los mejores son el pepino, el espárrago, el limón, el té verde y los alimentos ricos en magnesio, potasio y vitamina C.

Cuidado con los hidratos de carbono: pan, pasta, bollería (industrial o no). Destiérralos de tu dieta y sustitúyelos por fruta: más sana, rica en vitaminas y baja en calorías. Además, los alimentos muy procesados favorecen la retención de líquidos y la hinchazón, y van directamente a las zonas que menos te interesa para lucirte en bañador.

Reduce el consumo de alcohol. Una caña con las amigas en una terraza está bien, pero no lo conviertas en un hábito. Sigue con tu vida social, pero cambia la cerveza o el tinto de verano por zumos, tés helados o aguas con sabores: refrescantes y sanas. El alcohol te proporciona un aporte extra de calorías que no te beneficia en nada, además de favorecer la deshidratación.

Relacionado: Diez secretos de las personas delgadas

Estírate y cuida tu postura. Una buena postura corporal te ayudará a parecer más delgada e irá entrenando a tu cuerpo para lucirse en bañador. Hombros hacia detrás, pecho adelante y tripa hacia dentro (contrayendo el estómago) son las claves. Presta especial atención a la postura sobre todo en las horas de trabajo, sobre todo si estás durante toda la jornada en la misma postura, por ejemplo, frente al ordenador.