Caprichos de Lady in Red

Trucos antiedad para conseguir una piel radiante

Seguro que intentas que tu piel se mantenga bonita y joven durante más tiempo y la cuidas a conciencia. Sin embargo, lejos de tener que gastar miles de euros en tratamientos para conseguirlo, hay algunos sencillos trucos que te pueden ayudar a cuidarla y a mantener a raya los signos de la edad. Las claves: limpiar, hidratar, proteger y controlar.

Trucos antiedad para tu pielCon estos trucos tu piel lucirá mejor que nunca.

Hasta el cosmético más básico funciona con una piel hidratada. ¿Por qué? De esta manera, se mantiene fuerte, elástica y protegida de las agresiones, y es más resistente a la aparición de arrugas y líneas de expresión. Si tu bolsillo no da para un cosmético de lujo, no te preocupes: busca un producto que aporte mucha hidratación, y tendrás más de la mitad del trabajo hecho.

[Relacionado: Siete trucos de belleza profesionales]

¡Cuidado con gesticular demasiado! No nos referimos a que no te rías o a que mantengas una expresión inmutable, solo a que controles un poco los gestos que realizas. Por ejemplo, mantener el ceño fruncido cuando estás pensando frente al ordenador o contraer fuertemente la mandíbula y el cuello cuando haces ejercicio en el gimnasio. En el primer caso, estás favoreciendo que aparezcan arrugas en el entrecejo y la frente, y en el segundo, que las arrugas del cuello se acentúen y que el rostro pierda firmeza.

Una piel radiante y luminosa no es otra cosa que una piel perfectamente limpia. No olvides limpiarla cada mañana con un producto adecuado, y desmaquillarla cada noche antes de acostarte. Evitarás que los poros se obstruyan y que las pestañas se rompan.

[Galería: Despeja tus dudas sobre la depilación láser]

Utiliza protección solar durante todo el año: no es ninguna tontería, es la forma de evitar que las radiaciones UVA y UVB envejezcan prematuramente tu piel y causen daños irreparables en el ADN de tus células. Evita acercar tu rostro a fuentes de calor como radiadores o chimeneas: no solo producen un enrojecimiento en la piel, sino que el exceso de calor destruye el colágeno, principal responsable de su firmeza.

Aunque los volúmenes exagerados que estaban de moda en los años noventa y principios de los dos mil (sobre todo en labios, pómulos y pecho) ya no son el canon de belleza que prima, los rellenos faciales para conseguir volumen están totalmente de actualidad.

[Y además... Malos hábitos de belleza que deberías cambiar]

Si te haces un retoque, no te pases: es cierto que un rostro jugoso y con volúmenes parece más joven que uno plano, pero si abusas de los rellenos conseguirás el efecto contrario.