Caprichos de Lady in Red

Trucos para no levantarte con los ojos hinchados

¿Sueles levantarte con los ojos hinchados? No os preocupéis porque es un problema más frecuente de lo que piensas. Una mala alimentación, un descanso deficiente o incluso una almohada inadecuada, pueden ser tus enemigos. Sigue leyendo y descubre cómo solucionarlo con el mínimo esfuerzo.

¿Duermes con las persianas abiertas? Para muchas personas, dormir con mucha luz les provoca hinchazón de ojos al despertarse. Si es tu caso, prueba a cerrar completamente persianas y cortinas, y duerme con la habitación oscura: notarás la diferencia.

[Relacionado: Prueba nuestro maquillador virtual]

¿Hace cuánto tiempo que no cambias tu almohada? Una almohada demasiado plana favorece la retención de líquidos en la zona del contorno de ojos. Prueba a dormir ligeramente incorporada, con una almohada más alta o añadiendo un par de cojines para ayudar a drenar la zona.

Por la mañana, no te laves la cara en la ducha: para reducir cualquier tipo de hinchazón que se haya producido durante la noche, nada mejor que hacerlo con agua fría. Olvida el agua caliente para lavarla por la mañana.

La cosmética será tu mejor aliada: las mascarillas y parches con efecto frío específicos para el contorno de ojos son la mejor solución post-desastre. Tendrán incluso más efecto si las guardas en la nevera así que ten siempre una a mano por si acaso. La versión casera sería partir dos rodajas de una patata (también sirve el pepino), y colocarlas durante diez minutos sobre los ojos para reducir la hinchazón. ¡Funciona!

[Relacionado: Los peores hábitos de la salud femenina]

También es muy frecuente levantarse con los ojos hinchados si no utilizas un cosmético adecuado para el contorno de ojos. Opta por contornos de ojos con efecto drenante, y si aún así no mejora, utilízalo únicamente por la mañana.

Por último, no descuides nunca la limpieza de la piel: eliminar todo rastro de maquillaje antes de dormir, especialmente en ojos y pestañas.

También os puede interesar: