Con derecho a roce

Encuentran un preservativo en un bote de tomate

Esta noticia publicada en la edición digital de O Globo, un diario brasileño, está teniendo una gran repercusión en la red no sólo por su contenido sino por la astucia de sus protagonistas.

Foto: O Globo.com

La historia comenzó en 2007 cuando Cintia Mayerle, residente en una vivienda de Río Grande do Sul, decidió preparar unas albóndigas para su familia. Sin embargo, para su sorpresa encontró un condón usado en el bote de tomate. Al parecer, Cintia descubrió el preservativo abierto pero enrollado en el interior de la lata cuando lo vació para guardar la salsa sobrante en la nevera.

[Relacionado: No más baba rosa en las hamburguesas]

Rápidamente, Cintia se puso en contacto con la empresa que había fabricado la salsa y en el departamento de atención al cliente le ofrecieron la posibilidad de remitirle... ¡un bote de salsa de tomate nuevo! Obviamente ella no se quedó conforme y llevó a analizar el condón a un laboratorio. Una vez que obtuvo el informe correspondiente, lo envió al fabricante de la salsa pero éste rechazó resolver el asunto de forma amistosa alegando que el condón hubiese sido introducido después.

[Relacionado: Encuentra la cabeza de un raton en un bote de judías verdes]

Ahora la justicia ha dado la razón a Cintia y su familia con una indemnización de 5.000 dólares por haber ocasionado "daños morales". Además, el juez Joao Gilberto Marroni Vitola calificó la situación como "grotesca" en un juicio en la que la empresa fabricante de la salsa insistió en que el proceso de producción y envasado estaba totalmente automatizado. ¿Qué harías si te pasara algo así? ¿Crees que es justa la sentencia?