Con derecho a roce

A las mujeres en ropa interior se las considera objetos

La culpa es  del cerebro. De acuerdo a un nuevo estudio publicado en Psychocological Science y comentado en el Huffington Post, el cerebro humano procesa de forma diferente las imágenes de las mujeres y los hombres en los anuncios de ropa interior sexy.

Mientras que a los hombres los procesa como personas, las mujeres en ropa interior son vistas como meros objetos.

La diferencia en la percepción de dichas imágenes se debe, en parte. a un proceso de 'cosificación y deshumanización sexual' que ha sido estudiada y documentada en muchas ocasiones.

"Lo que no está claro es si la gente a un nivel básico reconoce a las mujeres u hombres sexualizados como cosas", dice Phillipe Bernard, de la universidad de Bruselas, en Bélgica.

Para comprobar si es cierto que los hombres y mujeres sexys que posan de forma sugerente con ropa interior son vistos como personas u objetos, los psicólogos llevaron a cabo un sistema de prueba y acierto mostrando imágenes boca abajo de los sujetos analizados.

Relacionado: Las ciudad con los hombres más sexys

¿Por qué hacían esto? Porque al procesar imágenes de personas al revés se crea (en el cerebro) un problema de reconocimiento bastante revelador. Sin embargo, los objetos son fácilmente identificables aunque se les de la vuelta. Según el estudio, los psicólogos que condujeron el estudio realizaron un test donde se presentaban fotos de hombres y mujeres en poses sexuales, llevando ropa interior. Cada participante veía las fotos, que aparecían de una en una en la pantalla de un ordenador. Algunas de las fotos estaban hacía arriba y otras hacía abajo.

Megan Fox y Cristiano Ronaldo posando para Emporio Armani.

Después de cada foto aparecía durante un segundo una pantalla negra. Entonces al participante se le mostraban dos imágenes. Estos tenían que elegir aquella que coincidía con la que acababan de ver. ¿El resultado? Los sujetos testados reconocían mejor las imágenes de los hombres en la posición correcta que aquellos que se habían girado, lo que indica que estaban viendo los hombres de las fotos como personas. Sin embargo, con las mujeres, no tenían dificultad para identificarlas sin importarles si ellas estaban en la posición correcta o no, lo cual cuadra con la idea de que las mujeres sexys se ven como objetos.

[Relacionado: Otro anuncio de coche sexista]

Este estudio demuestra una vez más que el hecho de valorar a una mujer solamente por su imagen corporal es una forma de agresión deshumanizante, que infravalora y devalúa al género femenino a una condición de cosa u objeto desechable.

También te puede interesar: