Con derecho a roce

Qué buscan las mujeres ‘mayores’ en un hombre joven

La diferencia de edad en una pareja siempre ha sido un tema controvertido, sobre todo cuando se trata de una relación entre una mujer madura y un hombre joven. Una tendencia en alza que tiene sus adeptos.

Aunque no es un fenómeno nuevo, Madonna fue pionera en esto de los 'toyboys'. Ahora empieza a considerarse normal que una mujer más allá de los 35, activa, independiente y triunfadora establezca un vínculo con un hombre más joven que ella. Por poner otro ejemplo, muchos se sorprendieron cuando Demi Moore (47) se casó con Ashton Kutcher (32) después de pasarse años picoteando aquí y allí tras su ruptura con Willis. Pero parece que eligió bien, el chico es una mira de oro y predica a los cuatro vientos su adoración por ella. La última en subirse al carro ha sido Eva Longoria, que poco a poco consolida su noviazgo con Eduardo Cruz.

Se puede entender que ellas se dejen embaucar por la belleza y el poderío sexual de estos nuevos gigolós pero, ¿porqué ellos se van con mujeres mayores?

Madonna con el balarín Brahim Zaibat, de 24 años. Foto: Hipnotics/ Splash New.Por lo general, este tipo de hombres están buscando una mujer con experiencia, sin complicaciones y con los pies sobre la tierra, que comparta con él su mundo y disfrute los momentos que pasan juntos. Por su parte, una mujer madura se conoce más a sí misma, sabe qué cosas le gustan y qué no, y tiene más claro qué es lo que desea en la vida.

Son mujeres que gozan de cierto estatus y libertad económica, que no necesita un hombre mayor y protector porque se las arreglan solas, así que escogen lo que realmente quieren. A ellos les resultan atractivas la seguridad y serenidad que estas mujeres experimentan a cierta edad. Además, la plenitud sexual no corresponde con la biológica por lo que pueden acoplarse sin problemas.

Expectativas y necesidades

Según un estudio realizado en 2007 por un portal online de citas en el que participaron 50.000 mujeres solteras (o disponibles) mayores de 30 años, una tercera parte de ellas mostraron interés por hombres como mínimo 5 años más jóvenes.

Una tendencia que va más allá de un puñado de casos famosos y que según Tina B. Tessina, psicoterapeuta y autora de varios libros sobre pareja y relaciones, tiene su explicación en el cambio de roles ya que las mujeres "somos más poderosas ahora que nunca antes y podríamos necesitar relacionarnos con hombres más jóvenes" y por lo tanto más capaces de adecuarnos a los cambios que imponen a la relación, nuestras carreras o profesiones.

En su opinión, basada en la experiencia en consulta, la diferencia de edad es una preocupación de adolescentes que no se sostiene en la vida adulta porque lo que verdaderamente cuenta es la capacidad de las partes de formar una "sociedad" que funcione. "Una diferencia de 10 o más años tiene poco que ver con lo bien que manejes la relación", dice Tessina.

[Relacionado: La alergia al compromiso de Clooney]

De cazada a cazadora

La palabra 'cougar' o 'mujer puma' fue acuñada por la escritora canadiense Valerie Gibson, ex columnista de sexo y relaciones de pareja en el diario 'Toronto Sun' y autora de 'Cougar: Guía para Mujeres Mayores que Quieren Ligarse a Hombres Jóvenes'. La autora explica  "yo quería cambiar esa percepción negativa de la mujer a la caza del jovenzuelo como esclavo sexual y hacer que el mundo se diese cuenta de que existen mujeres mayores que también pueden ser sexis y tomar las riendas de sus vidas. Quizás el único problema es si él quiere tener hijos, tema que la mujer puma debe dejar en claro desde el principio".

A partir de ahí muchas cosas han cambiado en la sociedad americana y en el resto del mundo; se ha producido una masificación del fenómeno, un fenómeno sociológico que hoy está siendo aceptado porque hay absoluta paridad a la hora de escoger pareja y ya no son ellos los que eligen. A muchos les parece estupendo que las mujeres disfruten de su sexualidad sin importar la edad de su compañero".