Con derecho a roce

Qué hacer ante el síndrome premenstrual

Tres de cada cuatro mujeres españolas en edad fértil sufre alguno de los síntomas del síndrome premenstrual (SPM), pero la mayoría se resigna y no busca la ayuda de un médico o farmacéutico.

Entre los síntomas destacan la hinzchazón, calambres y cambios de humor, que pueden afectar a tus relaciones.

Son datos extraídos de diversos estudios de la Sociedad Española de Ginecología Fitoterápica (SEGIF), que ha iniciado una campaña de concienciación sobre este síndrome y las posibilidades de tratamiento.

El SPM incluye síntomas como irritabilidad, inestabilidad anímica, sensibilidad mamaria, apatía, algias inespecíficas, trastornos del sueño, cefalea, fatiga e hinchazón en los días previos a la menstruación.

El 73,7 por ciento de las españolas en edad fértil sufrió alguno de los síntomas del SPM en los pasados 12 ciclos menstruales, según dos investigaciones publicadas el pasado año por el Hospital de Santiago Apóstol, en Vitoria, y el Hospital Virgen de la Macarena, en Sevilla.

La prevalencia del síndrome premenstrual moderado o severo era del 38.9 por ciento y, del más grave, trastorno disfórico premenstrual es del 1,1 por ciento.

Sin embargo, en más del 80 por ciento de los casos, las mujeres no buscaron consejo médico.

Una de las consecuencias del SPM moderado y severo es un mayor absentismo laboral, según un reciente estudio con más de 4.000 mujeres de 19 países publicado por la revista Health Care Women International.

En España, según la SEGIF, ocasiona una media de 6-7 días de baja por mujer al año y un coste anual de unos 180.000.000 de euros.

El tratamiento con analgésicos y antiinflamatorios es una de las opciones más utilizadas en el SPM, el Dr. Javier Haya, presidente de SEGIF, destaca la eficacia de un producto con elementos naturales, Ginegea SPM, una nueva alternativa para combatir los síntomas a base de Vitex agnus castus, Angelica sinensis, Tanaceto y vitaminas y minerales.

"Vitex agnus castus parece actuar sobre los circuitos cerebrales de la dopamina y favorecer un estado de tranquilidad, normalizando el cuadro de altibajos emocionales característicos del SPM". Además, indica, "ha demostrado ser eficaz frente a la mastodinia (dolor mamario), la retención de líquidos y el dolor de origen difuso".

El Tanaceto, por su parte, ha demostrado su eficacia como analgésico, sobre todo en cefaleas, y la Angelica sinensis "muestra un reconocido perfil antiinflamatorio", destaca el doctor Haya.

Otros complementos compuestos que han probado su eficacia en el síndrome premenstrual son el magnesio y las vitaminas B6 y E, según SEGIF.

La revista Neurological Sciences del mes de mayo publicó un estudio de la Universidad de Turín que confirma los beneficios del magnesio para reducir las cefaleas de origen menstrual, aunque la mayoría de los estudios lo relacionan con una reducción de la ansiedad, comenta el Dr. Haya.

Por su parte, la revista American Journal of Clinical Nutrition reveló un ensayo que concluía que las mujeres con una dieta rica en vitamina B tienen menos riesgo de desarrollar este síndrome.

La SEGIF también recomienda a las mujeres con SPM seguir hábitos de vida saludables, como practicar ejercicio diario, mantener una dieta rica en hidratos de carbono y evitar sustancia excitantes, como el café, el tabaco y el alcohol.