Con derecho a roce

Seis gestos femeninos que les excitan… aunque ellos lo nieguen

Es verdad, hay ciertos gestos típicos del sexo femenino que hacen que a los hombres se les caiga la baba: pasar suavemente la mano por el pelo, un sutil movimiento de párpados... Te sorprenderías de las cosas que realmente les hacen vibrar.


Les gustan las chicas sexys pero con un aire despreocupado y relajado.

Si quieres saber cómo seducir a un hombre pon en práctica estos hábitos:

1. Les encanta que disfrutes con la cena: Los chicos aman a las mujeres a las que les gusta comer, no a aquellas que dicen que no tienen hambre nunca.

Paul, de 30 años y natural de Amiens, cree que la comida es quizás la razón por la que se enamoró de su novia: "Cuando empezamos a salir pensé que iba a ser extraño pedir un plato grasiento como unas patatas fritas, pensé que le resultaría muy poco saludable. Las mujeres con las que salí en el pasado querían comer solamente sushi o una ensalada pero ella estaba encantada con la idea de comer todo tipo de cosas conmigo. Me encantó su actitud relajada".

[Relacionado: La mejor hora para el sexo]

Además de demostrar que no son exigentes o que están obsesionadas con su peso, el entusiasmo desvergonzado suele extenderse a otras áreas, especialmente en la cama. De hecho, una mujer que disfruta comiendo tiende a tener un apetito en todos los niveles, y ser muy cariñosa en determinados momentos.

Si te obsesionas con los kilos y la comida sana le espantarás.

2. Adora tus crisis ocasionales: Es probable que a veces no te des cuenta pero un soltar un taco o despotricar de vez en cuando en un momento inesperado puede ser muy emocionante. Una mujer que usa un lenguaje vulgar fuera de contexto le da al hombre una descarga de adrenalina. A ellos les gustan las mujeres que son un pelín difíciles y seguras de si mismas. Siempre que no se vaya demasiado lejos, puede ser un punto positivo.

3. Es féliz si no eres una maniática del orden: Lo creas o no, la proliferación de productos para el cabello, accesorios y otros objetos sin identificar desperdigados alrededor de la casa les resulta extrañamente atractivo.

"Amo a mi esposa porque es más desordenada que yo", confiesa Ziad, un joven de 31 años de edad,  natural de Arcachón (Francia). "Cuando cocina hay comida por todas partes, esto demuestra que es despreocupada y me recuerda que tenemos que disfrutar del momento en lugar de preocuparnos por las consecuencias futuras".

[Galería: Los errores más comunes de las primeras citas]

Esta mentalidad también concierne a su ropa del fin de semana. A los chicos les gustan las mujeres que no se arreglan demasiado. La mayoría encuentran los pantalones cortos y una vieja y andrajosa camiseta lo más atractivo para quedarse en casa. No pases horas eligiendo el traje perfecto para salir o dar vuelta porque a los hombres les gusta como eres: cómoda y ligeramente despeinada.

4. Les gustan tus kilitos de más: ¿Qué pasa con esos kilos que estás tratando de perder en el gimnasio? Hay muchas probabilidades de que a tu pareja le gusten demasiado.

Nicolas de 26 años lo tiene claro: "Mi novia hace ejercicio de forma regular pero me parece que los muslos ligeramente regordetes son muy atractivos porque muestran que no son perfectos". Esa pequeña 'moya' puede hacer que los hombres se sientan más cómodos al compararla con su propio vientre, pero también hay una razón biológica.

Algunos psicólogos han comprobado que los hombres se sienten más atraídos por las mujeres con figura en forma de pera, con independencia de su peso. Según ellos, los hombres inconscientemente buscan este tipo de cuerpo ya que significa que es una mujer en edad fértil.

El lenguaje corporal lo dice todo.

5. Deslúmbrale con tus conocimientos: El hombre se siente fascinado por todo aquello que te cautiva, ya comparta o no los mismos intereses que tu. No es por el conocimiento en sí sino más bien por ser una apasionada de algo.

Puede ser una pasión por un tema tan raro como las prácticas agrícolas de los mayas o tan popular como el inglés. Probablemente, no quiera hablar toda la noche de eso pero aprecia el hecho de que seas una mujer inteligente e interesante, que piensa por sí misma y no hace suyas las opiniones de su pareja.

[Y también: El nuevo mito erótico de los hombres]

Esto se debe a lo que algunos han calificado como el proceso de auto-desarrollo:  cuanto más le permite crecer más como persona, mejor será para la relación.

6. Le pone que le te rasques la cabeza: No me malinterpretes, está claro que a los hombres les encantan que les acaricien sus zonas erógenas, pero este no es el único toque que necesitan. Eric, de 28 años, admite que le encanta cuando su mujer le toca la cabeza por la noche. "Es adorable y muy agradable".

Hay cientos de terminaciones nerviosas que están en el cuero cabelludo, y es una zona que a menudo se pasa por alto. Realizar ligeros toques en estas partes pueden producir efectos sorprendentes al generar la producción de vasopresina, una hormona que promueve el bienestar y la relajación. En definitiva es otro efecto positivo que inicia el contacto físico dejando claro al hombre que le deseas tanto como él a ti.