Con derecho a roce

Usar slips puede ser causa de infertilidad masculina

Según una investigación publicada en Human Reproduction, la ropa interior masculina tiene más peso a la hora de concebir un bebé que el tabaco, el alcohol o una mala alimentación.

Expertos recomiendan cambiar los slips por boxers si estás buscando un bebé.

El doctor Andrew Povey, uno de los autores del estudio, destaca que "a pesar de que las elecciones del estilo de vida son importantes para otros aspectos de nuestra salud, nuestros resultados sugieren que muchas de estas elecciones probablemente tienen poca influencia en el número de espermatozoides móviles que eyaculan".

De hecho los científicos, procedentes de las universidades de Sheffield y Manchester, en Inglaterra, consideran que las recomendaciones médicas de cambiar el estilo de vida para combatir la infertilidad masculina "son inútiles".

[Relacionado: Bar Refaeli jugando al tenis en ropa interior]

Llegaron a esta conclusión después de analizar los hábitos de 2.249 pacientes de 14 centros de reproducción asistida, y contrastarlos con las respuestas de 939 hombres a quienes se les había detectado un nivel bajo de movilidad de espermatozoides y con otro grupo de 1.310 hombres sanos que habían producido esperma de alta movilidad.

La investigación demostró que aquellos varones con una peor eyaculación eran 2,5 veces más proclives a haberse sometido a cirugía testicular, dos más a ser de raza negra y 1,3 más a ejercer su profesión en trabajos manuales (por la exposición a sustancias químicas, algo que ya habían sugerido otros trabajos), haber sido padres previamente o no llevar bóxers (calzoncillos largos).

La ropa interior apretada afecta la movilidad de los espermatozoides.

"Sorprendentemente -dicen los autores- el uso de drogas recreativas, tabaco y alcohol, y las mediciones del índice de masa corporal (IMC) tuvieron muy poco efecto". Lo que sí parece tener un impacto en el éxito o el fracaso de la fertilidad masculina, según este estudio, es el tipo de trabajo que realiza un individuo y la ropa interior que usa.

De manera que vestir slips o calzoncillos ajustados impide que los espermatozoides útiles para la fecundación o 'nadadores' lleguen a buen puerto, mientras que vestir bóxers está asociado a una mejor calidad del semen. "Es una cosa relativamente simple de hacer y que no conlleva ningún problema, dicen los expertos, así que sugerimos a los hombres preocupados por su fertilidad que lo hagan, aunque es difícil decir si esto les ayudará a tener hijos. Por el contrario, no estamos diciendo que llevar calzoncillos ajustados sea una forma de contracepción".

[Relacionado: La bicicleta puede afectar a tu vida sexual]

La curiosa conclusión a la que se ha llegado con este estudio se basa en que para poder producir esperma sano, los testículos necesitan estar un grado o dos debajo por de la temperatura corporal  (por esoposeen su propio saco donde pueden colgar fuera del cuerpo), y los calzoncillos ajustados revierten esta sabia característica que se logró gracias a millones de años de evolución.

A pesar de los resultados, el Dr. Allan Pacey advirte que "es importante que los hombres continúen vigilando su salud y su peso, dejen de fumar y limiten el consumo de alcohol". Pero asegura que "no hay necesidad de que se vuelvan monjes sólo porque deseen ser padre". Sólo recomienda a los aficionados a los slips que "cambien a calzoncillos más sueltos por unos pocos meses". ¿Qué os ha parecido el estudio?

Fuente: BBC.