La consulta del Dr. Marín

El etiquetado de los alimentos en tela de juicio

Desde hace unos años, las etiquetas han dejado de ser un mero adorno para pasar a ser obligatorias en los alimentos envasados. Un Real Decreto así lo estipula (concretamente, el 1334/1999 de 31 de julio). Este decreto impide publicitar propiedades que realmente el producto no posea, tanto de índole curativa, como preventiva.

Los peligros del etiquetado

Los propietarios de los productos han de reflejar una serie de parámetros en sus etiquetas: los ingredientes, la fecha de caducidad, las calorías que aporta el producto, así como otras muchas cuestiones relacionadas con su conservación, mantenimiento y forma de cocinar adecuadamente el mismo.

[Relacionado: ¿Cuál es la salsa más saludable?]

Pero, ¿sirven de algo las etiquetas nutricionales de los productos envasados? ¿Los consumidores hacemos algún caso a las indicaciones que éstas nos dan?

Según un estudio, realizado por el Research Triangle Park de North Carolina (USA), y que ha sido publicado en la edición de enero de 2013 de Nutrition Review aborda la utilidad del etiquetado a la hora de concienciar a los consumidores sobre los diversos alimentos a su alcance.

El estudio, además de valorar la utilidad de las etiquetas nutricionales, ha intentado esclarecer qué tipo de etiquetado es más eficaz de cara a conseguir su efecto educativo.

[Galería: 14 alimentos que deberías eliminar de tu dieta]

Así, se han comparado etiquetas que únicamente presentaban cifras y porcentajes respecto al total, con otras ilustradas con dibujos o colores en función de si las cifras eran adecuadas o nocivas para la salud (verde para las primeras y roja para el segundo grupo).

Los resultados pueden resumirse en dos frases:

- Hacemos poco caso al etiquetado (o éste influye poco en nuestra elección final).

- Respecto al tipo de etiqueta más efectiva, destaca el segundo grupo descrito (el de los símbolos y la utilización de colores ilustrativos) por encima de la tradicional etiqueta con cifras y porcentajes. Una simbología tipo "semáforo" es la que más efectiva se ha mostrado en ese sentido.

Sorprendentemente, la mayoría de las etiquetas actualmente siguen expresando cifras y porcentajes, sobre un fondo blanco, y sin la utilización de iconos y colores ilustrativos. ¿Casualidad?

¿Quieres participar en nuestro grupo de salud en Facebook, debatir, preguntar sobre cuestiones médicas, y cualquier otra cosa que se te ocurra?