La consulta del Dr. Marín

¿Se podría predecir el Alzheimer?

Esta es una pregunta que ha aterrado de forma constante a muchas personas. El hecho de conocer a alguien cercano (a veces, incluso un familiar) afectado por esta enfermedad nos hace tomar conciencia de que podríamos padecerla en el futuro.

Foto: Rex

Un estudio realizado por expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en Saint Louis (Estados Unidos) ha analizado en profundidad la enfermedad con 128 personas como muestra. Los individuos no fueron escogidos al azar ya que todos ellos tenían antecedentes familiares. Es decir, que estas personas podrían padecer la enfermedad en el futuro. Vamos con las señales que lo descubren:

- Ya unos 15 años antes del desarrollo de los síntomas típicos de la enfermedad (pérdida de memoria reciente, por ejemplo) podemos encontrar la presencia de placas cerebrales en las personas que padecerán la enfermedad. Y en el líquido cefaloraquídeo de los mismos, podemos hallar la proteína tau (particular del Alzheimer).

[Relacionado: Comen peces vivos para curar el asma]

-Unos diez años antes del desarrollo de los síntomas clave, también podemos observar que hay determinadas áreas cerebrales que comienzan a consumir menos cantidad de glucosa de la que debieran. Esto hace que dichas áreas muestren determinadas carencias, que pueden ser observadas en forma de déficits neurológicos en los individuos explorados.

¿Para qué puede servir todo esto? Quizás en un futuro podamos desarrollar alguna prueba de laboratorio que permita detectar la presencia de esa proteína en el cerebro de una persona sana. Esto permite avanzarnos al desarrollo de la enfermedad, como hemos visto, hasta en 15 años.

De todas formas, espero que, a la par de poder diagnosticar aquellos individuos que padecerán en un futuro la enfermedad, la ciencia avance lo suficiente para desarrollar una cura o alguna vacuna preventiva.

[Relacionado: Protectores solares para cada piel]

Existe un "pero" a este estudio. Los individuos estudiados eran todas personas que, probablemente, padecerán enfermedad de Alzheimer pero su versión hereditaria. Los síntomas son similares a los de las personas que desarrollan la enfermedad sin una causa genética  pero esto no implica que en ambos casos el mecanismo sea el mismo. Deberemos ampliar los estudios para saber más al respecto.

Nuestro problema es que la ciencia es ambiciosa, y nunca es suficiente lo que se sabe sobre una enfermedad. Y ésta es de las que dan miedo. Para comenzar, conocemos la evolución que suele tener una persona con este tipo de demencia. Pero seguimos sin saber una cuestión fundamental: Cuál es su origen y el mecanismo que lleva a una persona a deteriorarse como lo hacen las personas que padecen esta entidad.