La consulta del Dr. Marín

¿Se te cae el pelo en exceso?

No pretendemos repasar en este post qué entendemos por alopecia sino aclarar los diez mitos más famosos sobre el tema.

El actor Val Kilmer a punto de cortarse un mechón de su pelo.

1. Los tintes capilares son cancerígenos: El estudio, 'Personal use of hair dyes and risk of cancer', realizado por diversos investigadores, y publicado en la revista JAMA en 2005 no  desmentía esta afirmación. De hecho, no encontraron suficiente evidencia científica que demostrase que los tintes pueden generar algún tipo de cáncer.

2. Mientras que dejarse el pelo largo empeora la caída de cabello, el rapado podría favorecer su calidad. El dictamen de ambas aseveraciones es falso. En la caída de cabello, así como en la salud del mismo, es primordial el estado del bulbo capilar, el cual no queda afectado por la longitud del pelo.

3. Llevar gorros, o cubrir el pelo con gomina, podría agravar la alopecia (Falso). El aporte de oxígeno al bulbo piloso llega perfectamente a través de los vasos sanguíneos que atraviesan la dermis.

4. El célebre champú de biotina puso de relieve una cuestión importante: ¿Las vitaminas del pelo han de entrar al mismo desde el exterior? La verdad es que este aporte sólo puede llegar a través de la cubierta del cabello, que es más o menos impermeable, a través de la vitamina B (implicadas en el crecimiento y desarrollo del pelo.)

En este sentido, las vitaminas han de ingresar en el cuerpo por vía oral. Por tanto, los suplementos vitamínicos, pero también una dieta equilibrada previene los déficits que pueden llevar a la caída de cabello. Puede tardar unos meses, pero suele revertir.

5. El tabaco y el alcohol pueden agravar una alopecia. El primero ha dejado clara en muchos estudios su potencial efecto nocivo sobre la piel y los anejos (el pelo incluido). De hecho, la reseca y la envejece de forma acelerada. El alcohol y en especial si es ingerido de forma crónica, puede dañar el hígado que es el lugar de almacén de la mayoría de las vitaminas.

No existe consenso a la hora de atribuir el daño que ambos pueden hacer sobre el pelo. Hay quien dice que puede ser un factor a tener en cuenta (un masaje sobre el cuero cabelludo puede ayudar) y otros que no le otorgan ninguna eficacia al mismo.

6. Si que tiene fundamento científico el hecho que un aumento de la secreción seborreica (y el consiguiente cabello graso) sea un factor clave en la caída de cabello. El motivo esgrimido sería la obstrucción del bulbo piloso por parte de la secreción seborreica.

7. Las agresiones físicas hacen que el pelo caíga más fácilmente. Es por ello que debemos alejar el secador, y no mantenerlo emitiendo calor sobre el cuero cabelludo más tiempo del necesario (conviene que sean pocos minutos). El sol, cuyos efectos sobre el pelo son similares ("queman"), también ha de ser recibido con protección (gorras, viseras, sombreros…)

Llevar una cola de caballo, o colocarse clips o pinzas de forma tensa pueden agravar la caída. El lavado de pelo diario, siempre que sea de un lavado normal, con agua no excesivamente caliente, y no demasiado duradero, no comporta ningún peligro (otro mito desmontado).

8. ¿Sabes cuántos pelos se caen al día? Un estudio de la American Academy of Dermatology cifró en 100-120 los pelos que se desprendían de nuestro cuero cabelludo cada día. Pero hay épocas (otoño y primavera son típicas en ese sentido) en que caen más pelos de lo normal. También el estrés mantenido tiene su parte de culpa en que nos caigan más piezas de lo considerado normal.

9. Tomar esteroides anabolizantes, y en especial si éstos tienen un componente de andrógenos importante, acelera la caída de cabello. Un estudio, realizado por Optima Hair Specialists demuestra que aumentan los niveles de dihidrotestosterona (el andrógeno fisiológico más potente). Y esto lleva a una caída de pelo mayor de lo habitual.

10. La masturbación excesiva produce un aumento de la pérdida de cabello. Esto, evidentemente, es falso. Un estudio publicado en el World Journal of Urology así lo certifica.

Y el más original: Escuchar música rock agrava la caída de cabello. Un blogger, al que hemos leído casi por casualidad, argumenta esta aseveración. ¿Mito o realidad?