De puertas para adentro

Cómo limpiar las cortinas y los estores

El polvo es el enemigo principal de las cortinas de tela, aunque los roces y el sol también pueden hacer que parezcan más sucias (o viejas) de lo que están.

El polvo que se acumula se elimina pasando el aspirador a baja po­tencia con el cepillo para cortinas.

Una limpieza apropiada de las cortinas no solo les alargará la vida, sino que las mantendrá frescas y nuevas.

[Relacionado: Pinturas ecológicas, tu salud te lo agradecerá]

Apúntate los siguientes trucos para devolver a las cortinas y a los estores su aspecto original:

- Sacudir y aspirar semanalmente es clave para este tipo de cortinas (de tela). Este sería el mejor mantenimiento.

- Antes de lavarlas, se deben retirar los ganchos y todos los materiales que no deben lavarse. En el caso de los estores plegables, se retiran las barras antes de meter la tela en la lavadora.

- Utiliza agua templada y un detergente suave o neutro.

- Es aconsejable hacer un uso racional del detergente y del suavizante: en exceso, puede dañar o incluso manchar algunos tejidos delicados, como la seda o el organdí.

- No sobrecargues la lavadora, lava pieza por pieza en ciclos de lavado cortos.

- Añade unas cucharadas de azúcar al agua de lavado durante el último aclarado. Estas partículas retrasan la acumulación de polvo.

- Si hay alguna mancha, trátala localmente con un paño humedecido con vinagre o alcohol.

- Si quieres evitar que queden muy arrugados y tener que plancharlos, cuelga los estores y las cortinas cuando todavía estén un poco húmedos porque con su propio peso se estirarán solos y no se formarán arrugas.

- Cuando tengas diferentes elementos coordinados con la misma tela de las cortinas (colchas o cuadrantes) procura lavarlos todos a la vez. De esta forma, impedirás que uno se desgaste más que el resto y que se diferencien los colores.

- Mira bien la composición de las telas antes de lavarlas. Recuerda que el algodón es un tejido fácil de mantener, aunque se encoge si se lava con agua caliente.

[Galería: Decorados con mucho gusto]

Puedes evitarlo si la primera vez lo lavas a 60º C. Si está tintado, puedes fijar los colores si antes del primer lavado lo sumerges en agua fría con mucho vinagre.

- Si las cortinas son de seda, organdí o cualquier otro tejido delicado mejor lávalas a mano, siguiendo los pasos que indican los expertos de la mercería creativa Sanflex en este vídeo

Por último, recuerda que siempre que sea posible, hay que lavar las prendas del revés, ya que el roce entre ellas, los detergentes y el contacto con el tambor de la lavadora pueden acelerar el desgaste de la tela.

También existen fundas especiales para el lavado de prendas delicadas que resultan muy prácticas para conservarlas. Con ellas se evita que el  tejido roce con el tambor y se desgaste.