De puertas para adentro

El sofá más codiciado

De fama mundial, este sofá tradicional de estilo british se ha convertido en todo un clásico en decoración y en una pieza cotizadísima.

Sofá chester Messier tapizado en cuero vintage y con estructura de nogal de Portobellostreet.es

Te descubrimos sus señas de identidad para que no te den gato por liebre si quieres tener uno en casa. Aunque bien mirado, algunas réplicas son realmente espectaculares.

1. Origen noble. El primer modelo que se fabricó en la Inglaterra del siglo XVIII fue un encargo del conde de Chesterfielda un prestigioso ebanista llamado Adam.

[Relacionado: Como vivir en un piso minúsculo]

Su objetivo era que los caballeros de la alta sociedad que se sentaran  en él pudieran mantener la postura erguida y correcta que marcaban los cánones tradicionales, y evitar de esa forma posturas poco correctas y elegantes para esa época.

2. Redondo y de formas proporcionadas. La característica principal se esconde en su respaldo que fue trabajado a la misma altura que sus brazos con terminaciones de voluta.

3. Armadura de madera maciza con patas cortas y torneadas. Pueden llevar (al igual que otros diseños ingleses) ruedas para moverlo con comodidad. Hay que recordar que el sillón, en sus inicios, era de una sola pieza.

4. Fabricado en cuero, y casi siempre en colores oscuros, como el marrón original. Cuanto más desgastado mejor.

[Relacionado: Decorar con fotos, el nuevo must de la decoración]

5. Tapizado capitoné, pero sólo en el respaldo y los brazos. Consiste en un tapizado acolchado que presenta un aspecto mullido gracias a los botones repartidos de forma geométrica.

6. Con muelles. Fue el primer sofá que incorporó este tipo de relleno, de ahí que sea una pieza tan confortable. ¿Te gustaría ponerlo en tu salón?