El turista accidental

Casi pierde el vuelo… ¡por culpa de su escote!

Hace algunos días la aerolínea Southwest denegó el embarque a una mujer por ir demasiado escotada. Finalmente, la pasajera pudo aprovechar su vuelo sin necesidad de cubrir su pecho pero tuvo que discutir con un encargado de la empresa, que consideraba su atuendo "inapropiado".

"Tenía claro que no iba a cambiar mi forma de vestir. Que yo escoja una u otra prenda no interfiere con los instrumentos de navegación ni con nada que concierne a la empresa",  ha declarado a la web Jezebel. La afectada, que se identifica bajo el seudónimo de 'Avital', denuncia además agravio comparativo por parte de la aerolínea: "Un chico que iba sentado frente a mí llevaba una camiseta adornada con un condón de la marca Trojan y a él no le dijeron nada", subraya la afectada.

[Relacionado: La aerolínea de Hello Kitty]

El origen de la polémica está en una claúsula que permite a las delegaciones de la compañía denegar la entrada a bordo del avión a quienes vayan vestidos de manera inapropiada. La compañía se ha disculpado con 'Avital', incluso ha ofrecido devolverle el precio del billete, pero no puede asegurar que este incidente no se siga repitiendo.

'Avital' embarcaba en un vuelo de Las Vegas a Nueva York a las seis de la mañana y debido al calor del desierto de Nevada se había desabrochado la blusa.

[Relacionado: Los peores hábitos de un pasajero de avión]

En los últimos años se han producido casos similares, desde una señora que consiguió embarcar en lencería hasta un rapero que fue detenido por la policía del aeropuerto por llevar unos pantalones bajos sin cinturón, enseñando gran parte del trasero. "Si Southwest quiere imponer unas normas de atuendo me parece bien, pero no se puede dejar todo el poder a uno de los encargados porque acaban pesando sus opiniones morales personales", concluye. ¿Estáis de parte de 'Avital' o de la aerolínea?

También os puede interesar: