El turista accidental

Diez paraísos nudistas

Para muchas personas, ir vestido es una convención puritana de la que puede prescindirse perfectamente en vacaciones. Si quieres encontrar gente que comparta este estilo de vida puedes acercarte a cualquiera de estos diez lugares:

Una playa nudista en Holanda


Formentera.- Las líneas del bikini no son un problema en esta isla balear donde el nudismo está muy extendido. Se dice que la gente te mira más si vas vestido que si paseas en cueros. Lugares como Playa de Es Calo son conocidos por el buen rollo naturista que contagian a sus visitantes.

Foto: La playa de Es Calo

Radha Nagar.- Buscad en la bahía de Bengal, entre Myanmar e Indonesia. Se trata de un conjunto de 582 islitas afectadas por el infame tsunami de 2004. Entre ellas, Havelock se ha puesto de moda y las demás van recuperando el pulso turístico. Arenas blancas y aguas turquesas invitan a fundirse con la naturaleza.

[Relacionado: Descubre un monasterio...¡de lujo!]

Onsen.- Los japoneses tiene la costumbre de darse un baño caliente en primavera. El llamado Círculo de Fuego del Pacífico es una zona volcánica ideal para las termas naturales. El brutal ritmo de trabajo nipón exige momentos de relax como este. En cualquier caso, se respetan las formas: los espacios de dividen entre baños masculinos y femeninos.

Baños de hielo.- En verano los finlandeses se lanzan a disfrutar de sus lagos de aguas cristalinas. Se calcula que existen 187.888 repartidos en todo el territorio nacional. Lo llamativo es que lo más kamikazes también los usan en invierno y prefieren prescindir del bañador. Tampoco es que fuera a abrigar mucho.

Montañas Porcupine.- Están situadas en Michigan (Estados Unidos). Ofrecen toda la grandeza y espectacularidad de los grandes paisajes americanos. La densidad poblacional es tan baja que seguramente acabarás bañándote solo con tus amigos. ¿Quién necesita cubrirse en esas circunstancias?

[Relacionado: Diez hoteles donde puedes ir desnudo]

Playa Paraíso.- Fue uno de los santuarios hippies de la Europa de los sesenta. Es uno de los rincones más bonitos de Grecia. Hoy lo disfrutan mochileros hedonistas dispuestos a exprimir las noches al máximo. Las juergas suelen terminar en chapuzones nocturnos para hidratarse con vistas a la resaca.

Lago Viti. - Este precioso paraíso volcánico islandés es considerado una joya de la naturaleza. Se trata de un lugar complicado de alcanzar, pero contiene un lago de 220 metros de profundidad situado en el interior de un cráter volcánico. Sus aguas geotermales atraen a muchos intrépidos que no se molestan en ponerse el bañador.

Foto: El lago Viti

Blackmoss Pot.- Inglaterra es uno de los países más reprimidos y estirados a la hora de permitir el nudismo. Por supuesto, hay excepciones, como este rincón del Lake District, donde una piscina natural cubierta por rocas se llena de nudistas en las primeras horas del día. El té con bacon del desayuno sabe mucho mejor tras espabilarse.

[Relacionado: Manual de la perfecta viajera]

Englishcher Garten.- Munich es una de las capitales del nudismo pero también se practica  en todo Alemania. Durante el siglo XIX hubo un potente movimiento naturista llamado Cuerpo Libre que ha llegado a nuestros días. El parque más grande de esta ciudad se llena de cuerpos desnudos en los meses cálidos. Resulta gracioso ver a un grupo de hombres haciendo un picnic con sus trajes de negocios doblados sobre el césped.

Isla de la Tortuga.-
Las islas Fiji son un paraíso en todos los sentidos donde la abundancia de resorts, con sus catorce playas privadas, favorece el ambiente de intimidad. Muchos turistas occidentales rinden homenaje a la mítica película "El lago azul", rodada integramente en esta zona. ¿Quién puede resistirse a un baño romántico a la luz de la luna?

También os puede interesar: