El turista accidental

Internet contra las medusas

Las medusas se han convertido en un problema en la Costa Azul francesa. Especialmente la variedad Pelagia noctiluca, que cuenta con cuatro grandes brazos y ocho tentáculos. Hasta ahora, la solución consistía en extender enormes redes que frenaban la aparición de esta especie en la costa. La estrategia no funciona, ya que los socorristas de la playa han llegado a atender en un solo día a 500 turistas víctimas de picaduras.

Sufrir sus ataques no es ninguna broma: puede conllevar asma, reacciones alérgicas, quemaduras de tres días y en algún caso fallo cardíaco. ¿Qué hacemos, entonces, para combatirlas? Parece que el remedio es conectarse a la red. El laboratorio oceanológico Villefranche-sur-mere elabora un parte de situación de medusas cada 48 horas. La información se puede obtener a través dos páginas parcialmente financiadas con fondos de la Unión Europea. Hablamos de Medazur.fr y jellywatch.fr. Su sistema funciona así: se muestra un número de uno a cinco, que simboliza la posibilidad de ser picado.

[Relacionado: Playas que deberías evitar este verano]

La clave fue el estudio detallado de variables: "Con el tiempo, acabamos descubriendo que si analizábamos el viento y las corrientes podíamos predecir la cantidad de medusas que iban a colarse en la costa", explica al Daily Telegraph el biólogo Lars Sternmann, uno de los diez científicos que trabajan en el proyecto . El motivo del aumento de medusas es el cambio climático, que sube la temperatura del agua, además de diezmar a sus depredadores, especialmente el atún y las tortugas.

La Pelagia Noctiluca se distingue por su color púrpura azulado, ideal para camuflarse en el agua marina. Sus finísimos tentáculos llegan a alcanzar tres metros, así que no resulta sencillo verlas venir. En 2007 una plaga de estas medusas terminó con la vida de 100.000 salmones en una piscifactoría de Irlanda del norte. En temporadas veraniegas anteriores, tanto Italia como España han sufrido plagas de medusas, especialmente en la costa levantina. Este nuevo método de ciberalerta podría ayudar a rebajar el número de afectados. ¿Qué os parece?