El turista accidental

Los diez cementerios más bonitos del mundo

Para muchos, puede ser una manera extraña de pasar las vacaciones, pero también estamos ante una forma de tomar mayor conciencia de tu mortalidad y -sobre todo- disfrutar gratis de obras de arte de primera. La sección de viajes de la web de CNN ha seleccionado los diez camposantos más impresionantes del planeta.

Saint Louis num. 1 (Nueva Orleans, Estados Unidos)Saint Louis num. 1 (Nueva Orleans, Estados Unidos).

Saint Louis No. 1 (Nueva Orleans, Estados Unidos). Como la ciudad está situada por debajo del nivel del mar, cada vez que se producía una inundación, los cuerpos terminaban flotando por las calles. Por eso, este cementerio no entierra a sus muertos, sino que los guarda en tumbas y panteones por encima del suelo.

[Relacionado: Los lugares más extraños con Wi-Fi]

La sacerdote vudú Marie Laveau, fallecida en 1881, es el personaje más famoso que descansa por aquí. Pero la falta de personajes famosos no le quita de ser un lugar sobrecargado de leyendas oscuras.

La Recoleta (Buenos Aires, Argentina). Sin duda, el más emblemático del país, ya que alberga los restos de Evita, la esposa del mandatario Perón, dentro del mausoleo dedicado a la familia Duarte. Destaca también la Capilla de Bendiciones, destinada para rezar los responsos durante los sepelios.

Está presidida por una imagen de Cristo elaborada en mármol de Carrara de una sola pieza. El escritor porteño, Jorge Luis Borges, fantaseaba en un poema con ser enterrado en este lugar, pero finalmente fue sepultado en Ginebra (Suiza).

Cementerio de Highgate (Londres, Reino Unido). Su estilo victoriano clásico le convierte en el escenario perfecto de películas de terror. Aquí están enterrados desde el filósofo Karl Marx hasta la familia de Charles Dickens.

Cementerio de Highgate (Londres, Reino Unido)Cementerio de Highgate (Londres, Reino Unido).

Además de las tumbas, impresiona su zona boscosa, con abundante fauna salvaje. Se rumorea que el lugar tiene su propio vampiro, después de un informe detallado de la Sociedad Británica de Ocultismo en los años setenta del siglo XX. A ver si Iker Jiménez puede confirmarlo.

Cementerio Central (Viena, Austria). Se llama central por su belleza, no por estar en mitad de la ciudad. Abrió en 1874, ante la alarma por el rápido crecimiento de población de la ciudad. Cobija nada menos que 3.300.000 almas.

[Galería: Diez destinos que nunca podrás ver]

Se trata de un lugar de peregrinación para amantes de la música clásica, ya que aquí descansan los restos de Beethoven, Brahms y Strauss. Mozart tiene un monumento, pero fue enterrado en otro lugar. No falta variedad, ya que está divido en varias zonas: católica, judía, protestante y rusa ortodoxa.

Bonaventure (Georgia, Estados Unidos)
. Situado sobre una antigua plantación de esclavos, es el lugar de descanso del general confederado Hugh Mercer, el poeta Conrad Aiken y el letrista Johnny Mercer (que escribió la letra de "Moon River" para la canción principal de "Desayuno con Diamantes").

La zona judía contiene una sección dedicada a las víctimas del Holocausto, con las cenizas traídas expresamente desde los campos de concentración nazis. La estatua de la película "Medianoche en el jardín del bien y el mal" es una de las más visitadas de Bonaventure.

Punta Arenas (Punta Arenas, Chile). En la entrada hay una preciosa estatua del siglo XIX que representa un ángel rezando. Las familias más ricas de la ciudad, pioneras de la explotación comercial de la región, a comienzos del siglo XX adoptaron la costumbre de construir bonitas capillas para enterrar a sus seres queridos.

En 1919 se construyeron los muros perimetrales y el pórtico de entrada donados por la ricachona local Sara Braun, que exigió que una vez pasase su cadáver nunca se volviera a abrir esa puerta. Su capricho se ha respetado hasta el día de hoy.

Novodevichy (Moscú, Rusia). Se ha convertido en el tercer lugar más visitado por los turistas de la ciudad. Y no es para menos ya que aquí descansan gran parte de las celebridades soviéticas desde 1898, cuando se trasladaron todos los cuerpos famosos desde pequeños cementerios en todo el país.

Entre sus huéspedes más ilustres destacan el escritor Antón Chéjov o los presidentes Nikita Krushev y Boris Yeltsin, primer presidente de la actual federación.

Cementerio Woodlam (Nueva York, Estados Unidos). Inaugurado en 1863 en el animado barrio del Bronx, alberga 300.000 almas. En la entrada se erigió un monumento al general Farragut, héroe de la guerra civil contra el sur.

[Te puede interesar: Las siete excursiones más terroríficas]

También descansan aquí músicos de renombre internacional como Duke Ellington, Irving Berlin o el famoso empresario periodístico Joseph Pulitzer. El cementerio cuenta con monumentos y mausoleos del escultor Daniel French, conocido mundialmente por la estatua de Lincoln sentado que preside el Lincoln Memorial de Washington.

Cementerio Waverly (Sidney, Australia)
. Sus habitantes dejaron de respirar, pero siguen disfrutando de las mejores vistas de la ciudad. Por ejemplo, el mausoleo más alto de este camposanto dispone de un mirador para disfrutar de las vistas del océano.

Cementerio Waverly (Sidney, Australia)Cementerio Waverly en Sidney, Australia.

Inaugurado en 1877, sus estatuas y sepulturas son tan espectaculares que el director Baz Luhrmann escogió este lugar para el rodaje de las escenas del funeral de "El Gran Gatsby", uno de los estrenos más esperados de la cartelera en 2013. Además, aquí está enterrado el poeta e historiador australiano Henry Lawson.

Père Lachaise (París, Francia). En este lugar encontraron descanso eterno nada menos que un millón de almas. Todas ellas fueron eclipsadas por la presencia de Jim Morrison, dueño de la tumba más visitada del lugar.

[Y además... La wikipedia de los viajes]

Le siguen, a distancia, Oscar Wilde y Chopin. Quizá la única zona que pueda competir con el cantante de los Doors es el memorial dedicado a los héroes de la Resistencia Francesa, orgullo del país durante la ocupación nazi. En Pére Lachaise también está enterrada Edith Piaf, cuyo funeral atrajo a 40.000 parisinos en 1963.