El turista accidental

Los lugares más extraños con Wi-Fi

Como decía Love is in the air,  uno de los mayores éxitos de la época disco, el amor está en el aire. No era cierto en aquella época, pero hoy cualquiera puede mandar un mensaje cariñoso al instante gracias a la tecnología Wi-Fi. La famosa conexión inalámbrica llega a los sitios más insospechados, como ha revelado el diario ABC en un curioso artículo. Estos son los cinco puntos más extravagantes donde te llevaras una grata sorpresa al encender tu teléfono inteligente.

El cementerio de Oak Grove

Cementerio de Oak Grove (Kentucky, Estados Unidos) Se trata de una ciudad de unos 25.000 habitantes, pero han decidido que su cementerio debía tener Wi-Fi. La justificación del gasto es que científicos especializados en genealogía trabajan por la zona. Aprobado el servicio, estaría bien ver qué páginas consultan los asistentes a los entierros. Quizá la mayoría buscan información legal sobre herencias.

[Relacionado: Manual de la perfecta viajera]

El Everest: Aunque muchos no se lo crean, lo cierto es que una empresa de telefonía sueca ha dotado de wifi al techo del mundo. Parece más un acto de promoción que de atención al cliente. En todo caso, pocos accederán, ya que con guantes cuesta teclear en cualquier smartphone.

Hasta en el Everest hay Wifi

El Polo Norte: Aquí podríamos repetir alguno de los comentarios que hicimos sobre el Everest. En todo caso, resulta más útil, ya que mantiene conectados a los habitantes del transitado Campamento Barneo, a ochenta kilómetros del Polo Norte. La wifi polar lleva funcionando desde el año 2005 y fue puesta en marcha por dos moscovitas de Intel.

[Relacionado: Las ciudades con las mujeres más bellas]

Desierto: Aunque pocos lo sepan, las redes Wi-Fi también pueden funcionar con energía solar gracias a un sistema ideado por una compañía tecnológica de Colorado (Estados Unidos). Por eso el desierto es un lugar idóneo para instalarlas. Los equipos de exploración y aventureros solitarios agradecen el detalle cuando se pierden entre las dunas.

Espacio exterior: La compañía Virgin Galactic ha prometido que los primeros turistas espaciales tendrán Wi-Fi gratis. Un servicio extra menor si tenemos en cuenta que cobran 200.000 dólares por cada billete. Se trata de un paso más en una  carrera vertiginosa ya que hace años la humanidad cuenta con redes inalámbricas en barcos y vuelos comerciales. ¿Qué será lo próximo?

También os puede interesar: