El turista accidental

Overbooking en el Everest

Parece broma, pero no lo es. Ralf Dujmovits, experto escalador, afirma que la saturación de montañeros sin apenas experiencia pueden provocar una tragedia en el Everest. Para demostrarlo, tiene una imagen tomada por él mismo: una serpiente humana de seiscientos individuos escalando la misma pared del pico más alto del mundo. Si algo le ocurriera al grupo de arriba, lo pagarían los demás por causa del efecto dominó. Dujmovits es alemán, tiene cincuenta años y es considerado uno de los mejores montañeros del mundo.


El día en que se tomó la foto había 39 expediciones simultáneas intentando coronar el celébre monte. Dujmovits tomó su serie de imágenes desde 5.900 metros. Las condiciones climáticas no eran especialmente buenas y se había visto obligado a descender poco antes de los ocho mil. "Me paré a pensar en lo absurdo de la escena. Tuve la sensación de que muchos de ellos no volverían a casa. Lo escribí en el diario que llevo en Internet. Me produjo tristeza por los daños a la montaña y un sentimiento opresivo sobre el peligro que corría esa gente. Piensan en el Everest como si fuera un parque temático deportivo, cuando en realidad están frente a una terrible fuerza de la naturaleza", explicó al diario británico The Guardian.

[Relacionado: Diez ejemplos de arquitectura icónica en el mundo]

Dujmovits opina que lo que hacen estos turistas de la montaña carece de mérito deportivo. Según ha comprobado, muchos usan oxígeno desde que salen del campamento base, cuando la costumbre hasta ahora era conectarlo al superar los 8.000 metros. "Lo ingieren como si fuera agua", señala. Menciona una escena ridícula en la que una periodista francesa consumió el tanque entero a mitad del camino.

"Otro vistante turco-americano vino obsesionado con que debía subir cargando con su bicicleta hasta la cima", recuerda. El montañero alemán ha publicado una carta abierta al gobierno de Nepal pidiendo requisitos más estrictos para pisar la montaña ya que las agencias de viajes locales "aceptan a cualquiera por Internet", sin preocuparse de sus condiciones físicas o capacidad técnica para afrontar una aventura donde está en riesgo la vida. ¿Estáis de acuerdo con Ralf? ¿Creéis que deberían los requisitos para ascender al Everest?