El turista accidental

Personal virtual en los aeropuertos de Nueva York

Los tres mayores aeropuertos de Nueva York han decidido utilizar tecnología virtual para gestionar parte del servicio de atención al cliente. Se trata solamente del principio de un experimento para implantar luego el sistema a gran escala, según explica la autoridad portuaria de la ciudad. Estos trabajadores no humanos, similares a hologramas, ofrecen información básica, por ejemplo alertas de seguridad, retrasos o indicaciones a los pasajeros sobre cómo llegar a las puertas dónde deben tomar sus respectivos vuelos.

También está previsto que los hologramas intercalen mensajes comerciales de las distintas tiendas de los aeropuertos.  ¿Más funciones?  Prevendrán a los turistas sobre los taxis "pirata", la instalación de nuevas tomas de corriente para que puedan cargar sus dispositivos electrónicos, los lugares para comer y los cuartos de baño que se encuentren cerrados a causa de  la limpieza. El plan empieza con el modelo más simple de personal virtual. En el futuro se introducirán otros más avanzados,  capaces de interactuar con el viajero.

[Relacionado: Los diez aeropuertos más visitados del mundo en imágenes]

La directiva subraya que los trabajadores  humanos no sufrirñan recortes,  ni se verán desplazados por estos avatares, ya que el proyecto incluye aumentar en un 20 por ciento la cantidad de empleados que trabajan en las terminales aéreas. A ver si es verdad. Juntos manejan 27 idiomas, imprescindibles para el día a día de los aeropuertos.

Las instalaciones elegidas para la prueba están radicadas en los tres mayores aeropuertos de la Gran Manzana: concretamente en  La Guardia, la terminal cinco de John Fitzgerald Kennedy  y la terminal B de Newark Liberty. "Prestarán servicio a cien millones de viajeros anualamente", ha declarado David Samson, responsable de la autoridad portuaria de la ciudad.

[Relacionado: Ya podemos volar en el avión de Hello Kitty]

"Nuesto objetivo es mejorar la experiencia de esos clientes", concluye Samson.  Aeropuertos como el de París Orly, Manchester o Edimburgo ya habían realizado pruebas con tecnologías parecidas pero sin atreverse a implantarlas por el momento.  ¿Estamos asistiendo al nacimiento del personal de tierra del futuro?