Cómo ponerte en forma en unos pocos minutos

Ponerse en forma en unos pocos minutos es posible, solo hace falta saber cómo. El truco está en una modalidad de hacer ejercicio llamada High-intensity interval training o HIT (Entrenamiento Interválico de Alta Intensidad en español) que consiste en repetir series de pocos segundos en las que se hace alternan periodos cortos de máximo esfuerzo y de reposo. Todo en menos de 20 minutos.

Spinning

Últimamente han proliferado los artículos y estudios al respecto, pero lo cierto es que esta forma de entender el ejercicio físico ya cuenta con unos años a sus espaldas. La paternidad del invento se la atribuyen a Izumi Tabata, quien descubrió las bondades de hacer 20 segundos de ejercicio intenso y descansar 10 segundos. Así, en series de ocho haciendo un total de cuatro minutos. Mano de santo, dicen, para mejorar la capacidad aeróbica, el metabolismo de los carbohidratos y la sensibilidad a la insulina.

Relacionado: El sueño truncado de una atleta olímpica

Ese fue el origen, en la segunda mitad de la década de los noventa. Desde entonces se han ido introduciendo novedades, ampliando los tiempos (siempre eso sí por debajo de los 20 minutos en total) y multiplicándose los estudios. Los expertos están divididos al respecto. Algunos ponen mayor énfasis en los beneficios de esta manera de ponerse en forma y otros prefieren destacar los puntos negativos, que también los tiene.

Vuelve a andar y pierde 63 kilos gracias al yoga



Entre los primeros hay quienes aseguran que si una persona de a pie (un atleta no vale) hace estos ejercicios tres días a la semana, en dos consigue doblar su aguante de 26 a 51 minutos. Más datos numéricos. Prometen que seis semanas de HIT equivalen a 20 de ejercicio tradicional ganando la misma capacidad aeróbica en ambos planes de ejercicios. Entre las bondades que señalan sus benefactores están que ahorra tiempo, facilita el estado hormonal para el entrenamiento de fuerza y se ahorra en material, por ejemplo.

Relacionado: Los alimentos básicos para todo deportista

En cuanto a los inconvenientes, existe uno que eclipsa a cualquier otro que se pueda pensar. Y es que no todo el mundo está preparado para un ejercicio de este tipo. Por eso es recomendable, por no decir obligatorio, someterse a un examen médico previo (prueba de esfuerzo, electrocardiograma) que garantice que nuestro cuerpo está preparado para el HIT. También hay que estar preparado mentalmente, porque no todo el mundo está por la labor de esforzarse al máximo por pocos minutos que sean. Quizá se prefiera trotar o pedalear a un ritmo más llevadero durante más tiempo que darlo todo en solo unos minutos.

¿Te convence el HIT? ¿Lo has practicado alguna vez?