Laila Ali, mucho más que una boxeadora

Con el apellido Ali como seña de identidad, la hija del mítico boxeador Muhammad Ali parecía predestinada a subirse a un rin. Con solo 21 años, Laila disputó su primera pelea. Noqueó a su rival en solo 31 segundos. Estaba claro que llevaba el boxeo en las venas. Sin embargo, esta mujer de 34 es mucho más que una luchadora profesional. Madre, modelo, actriz, filántropa y empresaria. Su currículum es infinito.

Laila Ali

Nacida el 30 de septiembre de 1977 fruto del matrimonio de Muhammad Ali con Veronica Porsche Anderson, Laila Ali decidió cuando era muy joven que quería seguir los pasos de su padre. Con un progenitor apodado The Greatest y cuya leyenda era “vuela como una mariposa, pica como una avispa”, no había duda de que aquella belleza pronto se haría un nombre propio en el mundo del boxeo femenino. Y así fue.

[Relacionado: Cuando el deporte va en los genes]

Pero lo curioso del caso de Laila Ali es que no solo se ha dedicado al boxeo. Antes de subir al rin por primera vez trabajaba haciendo la manicura en un salón de belleza. Curioso, ¿no? Y a parte de estas dos facetas tan en principio antagónicas tiene muchas más. No hay más que bucear un poco en su página web para descubrirlas.

El boxeo lo dejó en febrero de 2007 para dedicarse a su familia y su hijo. Ha escrito un libro titulado ‘Reach!’ En el que cuenta sus experiencias personales para ayudar a otras mujeres jóvenes a buscar su camino en la vida y a luchar por sus sueños como ella ha hecho. En el cine ha hecho sus pinitos al aparecer en ‘Nacidas para triunfar’ (2006). Lo de coquetear con el séptimo arte también le viene de familia. Su padre se enfrentó a Anthony Quinn en ‘Réquiem por un campeón’ (1962).

 Relacionado: Deportistas que volvieron a competir después de ser madres

Además de todo esto, está el hecho de que Laila Ali aprovecha su fama y su apellido para obras benéficas. Aunque no todo es filantropía, que también hay que ganarse el pan de cada día. Para eso, esta mujer para todo cuenta con su propia línea de cosméticos para la piel, el pelo y fragancias. Por si esto fuera poco, en su web pueden encontrarse hasta recetas marca Laila Ali. Y para no perder la forma después de dejar el boxeo, ¿qué mejor manera que apuntarse a la versión americana de ‘Mira quien baila’? Lo de esta chica es ser multifacética, está claro.