Los 10 principios que el deporte transmitirá a tus hijos

El deporte tiene mucho que enseñar y aportar a los más pequeños de la casa desde el punto de vista de los valores, principios y aptitudes. Y es que practicar un deporte no se trata solo de correr detrás de un balón o golpear una pelota con una raqueta.

Niños olímpicos


Relacionado: Claves para afrontar la victoria y la derrota

En el marco de la campaña ‘Gracias mamá’ elaborada por Procter & Gamble, la delegación italiana ha realizado una encuesta a madres de deportistas sobre qué valores ha aportado el deporte a sus hijos. Aunque la encuesta se haya hecho en Italia, el decálogo resultante es aplicable fuera de sus fronteras. Sería este:

  1. Pasión y diversión. Estos deberían ser dos de los requisitos básicos a la hora de elegir un deporte. Sin ellos, practicarlo puede convertirse en un calvario o una obligación difícil de llevar.
  2. Constancia y disciplina. El deporte obliga a quien lo practica a mantener una serie de horarios y hábitos saludables diariamente que no pueden saltarse si se quiere rendir y triunfar.
  3. Evolución progresiva. Ver cómo se mejora poco a poco, día a día, es todo un acicate para los deportistas. Comprobar que lo que se era incapaz de hacer hace un mes ahora es algo tan sencillo como el respirar.
  4. Enfrentar la dificultad. Se dice que las nuevas generaciones no están educadas en la cultura del esfuerzo, que están acostumbradas a obtener todo lo que quieren de forma sencilla. El deporte les enseña a enfrentarse a la dificultad haciéndoles más fuertes.
  5. 5.    Respeto. Toda disciplina deportiva implica unas reglas y unas normas que hay que respetar. Pero no solo eso, también enseña a respetar al contrario.
  6. 6.    Trabajo en equipo. Hay muchos deportes que se practican en grupo. Esto ayuda a los niños a adquirir la capacidad de trabajar en equipo y de relacionarse con los demás para conseguir un objetivo común.
  7.  Atención al rendimiento. Concentrarse en conseguir el objetivo marcado sea el que sea, una victoria en el torneo escolar o el mismísimo oro olímpico.
  8.  Desafiar los límites. En el sentido de superarse a sí mismo y aquellas barreras que pongan los demás. Porque en el deporte no se compite solo contra uno mismo, sino también contra el resto. Hay que superar los límites propios, pero también al rival.
  9. Equilibrio cuerpo y mente. Conseguir mediante el entrenamiento del cuerpo y la mente todos aquellos objetivos que se propongan. 
  10. Energía y bienestar. El deporte ayuda también a estar bien con uno mismo y a sentirse sano y en forma.