Pintalabios y chupetes

¿Cómo es el padre perfecto?

Educar a nuestros hijos no es tarea fácil y a veces se nos olvidan las principales características que debe tener un buen padre. ¿Podemos dejar atrás viejas rivalidades y construir un nuevo tipo de familia donde ser padre o madre signifique lo mismo en responsabilidades y beneficios?

Su trabajo es muy interesante pero también lo es su familia
El padre perfecto sabe organizarse  y valorar el tiempo que pasa en casa. Al igual que la mujer, el hombre debería hacer algún que otro sacrificio en su vida profesional para poder pasar más tiempo con los niños.

Participa en las tareas del hogar tanto (o casi) como su mujer
Por lo general, ellos desconocen lo de la doble o triple jornada.  Por lo tanto, los padres se deben de poner de acuerdo para realizar la tareas del hogar y sincronizar sus agendas para que cada uno tenga tiempo libre. ¡No todo va a ser trabajo!

Escucha a sus hijos y a su mujer tanto como pueda
La serie Mad Men, ambientada en los años sesenta en los Estados Unidos, nos muestra a un hombre que no quiere comprometerse con la familia. Esto es un ejemplo de lo que no hay que hacer.

Comparte con su mujer la responsabilidad de la crianza y la educación

¿Cuántas amigas conoces que han dejado de trabajar al tener a su primer hijo? De manera automática, las mujeres se hacen cargo de todo en la casa y algunas dicen adiós a la vida profesional. Mientras, ellos continúan sus actividades. Sin embargo he visto a papás reclamar más días libres en su empresa para encargarse de su familia y no se los han concedido.

Quizá si cada vez más hombres solicitan este tipo de permisos, la sociedad (incluyendo empresarios) lo aceptarían como algo más natural. ¿No creéis?

[Relacionado: Historia del Día del Padre ]