Pintalabios y chupetes

Alonso Mateo, un icono de la moda en Instagram con solo 5 años

Convertirse en un icono de la moda y hacerse famoso en las redes sociales es un fenómeno al que estamos acostumbrados si se trata de chicas adolescentes que nos enseñan estilismos o trucos de maquillaje. Ahora bien, Alonso Mateo es un niño que ha saltado a la fama por posar como un auténtico profesional y por su precocidad, ¡solo tiene cinco años de edad!

Mateo Alonso un icono de la moda con solo 5 añosMateo es todo un fenómeno en Internet. Foto: Instagram.

Desde su casa en Laguna Beach (California) este pequeño nacido en Monterrey (México) ha roto todos los moldes de la “fama en Internet”. Viene publicando a través del perfil de su madre las fotos que se toma ataviado con la ropa que él mismo elige, posando como un modelo profesional y de vez en cuando ofreciendo ‘selfies’ (imágenes hechas a sí mismo con el móvil).

[Relacionado: Sigue siendo Disney un buen modelo para los niños]

Ugo Mozie, estilista que trabaja con personajes como Beyoncé o Chris Brown, escribió sobre él en su cuenta de Twitter, pues había descubierto sus fotos. Un reportaje en Cut Magazine abrió la veda y la espiral de publicaciones se disparó hasta alcanzar los 130.000 seguidores en la red social más de moda para compartir fotos. Pero antes de llegar los medios ya existían numerosos fans esperando sus imágenes.

Frente a los niños modelo que aparecen habitualmente en prensa del corazón, Alonso Mateo no pertenece a una familia del mundo de espectáculo, y su popularidad nace directamente de su “trabajo”. Según ha explicado su propia madre, todas las combinaciones de prendas e imágenes están diseñadas y producidas por él mismo. Luisa Fernanda Espinosa prestaba su cuenta de Instagram, donde también tuvo un perfil el niño (actualmente borrado).

Eso sí, la madre de Alonso se dedica a la moda como estilista freelance, y explica que a veces le ayuda a completar una vestimenta o le ofrece algún consejo, pero toda la afición a la moda ha salido del propio niño.

[Galería: ¿Se les puede enseñar a ser felices?]

Obviamente, también, de los ingresos familiares -su padre es director de una empresa de finanzas- que les permiten tener un guardarropa con todo tipo de marcas: desde chaquetas hechas a mano a camisas Dior, pasando por vaqueros Diesel, cinturones Gucci, gafas Ray-Ban y botas AllSaints, sus favoritas. A juzgar por las muchas imagénes que se pueden encontrar del niño en Instagram, su armario puede no tener fondo.

El fenómeno, al parecer, ha trascendido de Internet a la calle, ya que a veces al ir al colegio se encuentra a fans que le piden fotos. Madre e hijo, apasionados de la moda, van juntos de compras, desde hace dos años instalados en California tienen a mano todas las marcas que les gustan.

[Y además... Niñas maquilladas, ¿adorable mini glamour?]

La popularidad extra de los reportajes -también se hacía eco el Daily Mail y otros medios- inevitamblemente ha hecho que les lleguen críticas. Luisa Fernanda ha decidido poner su cuenta “privada”. Ella se defiende, diciendo que el niño sólo se está divirtiendo, y que es un niño feliz.

¿Qué te parece que estos padres permitan a un niño "jugar a modelo" siendo tan pequeño, y mostrarse con esa soltura en Internet?