Fruta en la comida, ¿mejor antes o después?

Existen muchos mitos en torno a la fruta, sobre todo, respecto a cómo afectan sus azúcares a nuestra dieta. Las excelentes propiedades que se le atribuyen están fuera de duda: gran cantidad de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra hacen de este grupo de alimentos un pilar básico de nuestra alimentación. Todo cambia si estamos siguiendo un régimen de adelgazamiento: ¿todas son beneficiosas? ¿A qué hora la tomamos? ¿Es mejor tomarla antes o después de las comidas? ¡Solucionamos tus dudas!

1-    Frutas ácidas y dulces. Son muchos los especialistas, principalmente los que creen en las dietas disociadas, que recomiendan comer de un tipo cada vez. En zumos y macedonias no deberíamos mezclar las ácidas (cítricos, kiwi, fresas, frutas del bosque, piña) con las dulces (manzana, pera, plátano, melocotón, uva, melón, sandía, mango, ciruela), si queremos buenas digestiones y un mejor procesamiento de los azúcares. Es uno de los fundamentos de la antidieta, entre otros muchos, popularizada por Harvey y Marlyn Diamond.

2-   ¿Mejor antes o después de la comida? Entre horas. Es la máxima de la mayoría de los regímenes de adelgazamiento: comer fruta como tentempié (en ayunas, a mediodía o como merienda) optimiza la asimilación de los nutrientes y evita que otros alimentos interfieran con los azúcares de la fruta en la digestión. La fibra, además, sacia y calma el hambre, así que se convierte en una buena aliada en las dietas.

3-    ¿Cuál es la mejor hora? Sin duda, por la mañana. La fruta contiene azúcar, fuente de energía, así que, ¿qué mejor momento para disfrutar de ella que a primera hora? Conseguirá cargar las pilas que han quedado en modo ahorro durante la noche. Eso sí, recuerda que este alimento es muy bajo en calorías, así que también se puede disfrutar por la tarde, como merienda.

4-    Frutas prohibidas: ¡ninguna! Cuando en las dietas recomiendan no comer plátanos o uvas porque son las frutas más calóricas, ¡no hagas caso! Este tipo de alimentos es tan sano que mucho coco o bananas tendrías que ingerir para engordar por eso. Siempre será más sano un plátano que un donut, ¿no?

5-   ¿Digestiones pesadas? A veces la fruta no sienta bien: a veces sus azúcares generan reacciones en el estómago más que molestas. Como hemos dicho, comerlas fuera de horas garantiza una digestión tranquila y con mayor aprovechamiento de los nutrientes.