Pasta de pollo para sándwiches


Ingredientes (4 personas)

o 2 pechugas de pollo
o ½ cebolla
o 1 tomate
o 6 hojas de lechuga
o 1 huevo
o 4 cdas. de mayonesa
o 1 cda. de aceite
o ¼ cda. de sal
o ¼ cda. de pimienta
o ¼ cda. de orégano

Tiempo de preparación: 0'-30'

Tiempo de cocción: 10'

 

No hay grandes secretos en la preparación del relleno de un sándwich, y mucho depende del gusto de cada uno. Pero esta receta de pasta de pollo te puede resultar muy útil en casos de emergencia o cuando no tienes ganas de ponerte a cocinar.

 

Preparación

1 Coloca el huevo en una cacerola con agua hirviendo y cocínalo a fuego medio durante 7 min. Retíralo, déjalo enfriar y pélalo. Pela la cebolla y córtala en cuartos. Pela el tomate y córtalo en rodajas. Separa las hojas de lechuga de sus troncos.
2 Quita la piel y corta el pollo en trozos. En una sartén con aceite a fuego medio, saltea el pollo durante 5 min. sin dejar de remover hasta que esté dorado. Retira y deja enfriar.
3 En una batidora, coloca el pollo, el huevo, la cebolla, la mayonesa, sal, pimienta y orégano y pica todo grueso durante 20 segundos, evitando que la mezcla se convierta en puré.
4 Sirve el relleno sobre un pan y coloca por encima rodajas de tomate y hojas de lechuga.

Cuando utilices la batidora, te conviene hacerla funcionar a intervalos de 2 segundos y no de manera continua, así logras picar el relleno en el punto justo. La pasta se conserva en nevera durante una semana, pero también la puedes guardar en el congelador.