Salud y bienestar

Cuatro remedios caseros que sí funcionan

Remedios existen miles, para mantenernos despiertos, para conciliar el sueño, para acabar con la tos, etcétera. En este artículo hemos decidido proporcionar algunos consejos que son útiles y que, aplicados en el momento adecuado, nos pueden sacar de más de un apuro.

Contra el dolor de cabeza, morder un lápiz.

 

 

Cuando hay estrés es normal apretar los dientes, entre otras acciones, es una forma de estar en tensión. Esta tensión se refleja, muchas veces, en dolores de cabeza, en parte por la presión ejercida en los músculos de la mandíbula. Pues se ha visto que poner un lápiz entre los dientes, sin mordisquearlo, reduce dicha tensión muscular produciendo un aminoramiento del dolor de cabeza. ¡Ojo! Sólo funciona con dolores de cabeza por tensión.

Contra el mal aliento, yogur.

Las causas más comunes de la halitosis provienen de la boca y del estómago. Este remedio combate a las segundas. La flora bacteriana presente en nuestro sistema digestivo es importante y fundamental para el mal aliento. El yogur es promotor del crecimiento de la flora bacteriana benéfica que ayudará a combatir los malos olores provenientes de esta zona. Además, ejerce un efecto neutralizante sobre el ácido gástrico proveniente del estómago.

Contra hongos en las uñas, vapor rub.

No está comprobado científicamente, sin embargo mucha gente ha visto que al aplicar rubefaciente mentolado, los hongos desaparecen. No se sabe exactamente por qué funciona, algunos dicen que el mentol es el responsable, mientras que otros teorizan sobre los efectos físicos del gel sobre los hongos. Lo cierto es que, quien ha comprobado sus efectos, dice que la uña va cambiando a color negro, se cae y la nueva que sale está libre de hongos.

Contra el mareo, olivas.

Uno de los síntomas del mareo es la salivación, respuesta natural del cuerpo para proteger a los dientes contra la agresividad del ácido gástrico que se puede presentar si hay vómito, una de las consecuencias naturales del mareo. Está comprobado que las aceitunas con sus taninos “secan” la saliva mandando al cerebro la señal de “No hay salivación, no hay mareo”. Por desgracia este remedio sirve solo si se aplica en las fases iniciales del mareo.

[Relacionado: Hipo: remedios eficaces]

Por: Carlos Gutiérrez. Más artículos de Carlos Gutiérrez aquí