Salud y bienestar

“¡No hay manera de acabar con este resfriado!”

Uno de cada tres españoles reconoce sufrir afecciones de garganta durante el año, sobre todo en esta época. ¿El motivo? Los cambios bruscos de temperatura que ocasionan daños a la garganta y las cuerdas vocales favoreciendo infecciones y afonías.

Un 12  por ciento de la población reconoce haberse automedicado con antibióticos en el último año para combatir el resfriado. Los expertos advierten de que esta no es la manera de combatir los virus de garganta. Hay remedios más eficaces, como la miel.

El própolis se extrae de las colmenas de las abejas y es un poderoso bactericida natural.

El tratamiento habitual de gripes y resfriados, según una encuesta realizada por el Centro de Investigación de Fitoterapia (INFITO) entre 2.000 personas, son los analgésicos y antiinflamatorios; seguidos por productos de las abejas, como el própolis y la miel.

De hecho, 6 de cada 10 españoles confía en estas sustancias naturales para prevenir el resfriado.

"Los antibióticos no sirven para tratar virus como los de la gripe y el resfriado", advierte el Dr. Primitivo Ortega, presidente de la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL).

"Son solo eficaces cuando se trata de infecciones bacterianas, que representan un porcentaje muy pequeño del total", añade.

En su opinión, "es preferible utilizar própolis ante la presencia de determinados virus, como los de la gripe o el resfriado, que a menudo se manifiestan en esta época en forma de faringitis".

Qué es el própolis

Es una sustancia elaborada por las abejas a partir de productos de origen vegetal para proteger sus colmenas y que actúa como antiséptico, antiviral y antiinflamatorio, por lo que está indicado para prevenir y tratar procesos infecciosos relacionados con las vías respiratorios.

Para ejercer sus propiedades medicinales, ha de ser controlado y conservado adecuadamente pues su composición puede variar según su origen y durante el proceso de almacenamiento.

Los tratamientos a base de plantas, como la equinácea, tienen menos efectos secundarios.

"La utilización de preparados farmacéuticos en forma de cápsulas o jarabe,  no solo garantiza su calidad sino que proporciona una forma ideal para una correcta administración, siguiendo las recomendaciones del farmacéutico tal como vienen indicadas en el prospecto que acompaña al preparado", explica Teresa Ortega, profesora de Farmacología de la Universidad Complutense y vicepresidenta de INFITO.

[Relacioando: Seis síntomas que ellos no deben ignorar]

Propiedades antisépticas

Un estudio publicado este mes por la Universidad de Ohio (EE UU) en la revista 'Frontiers in Bioscience' confirma, entre otros efectos beneficiosos del própolis, sus propiedades antioxidantes.

En concreto, destaca que "este producto elaborado por las abejas, contiene hasta 300 componentes naturales y muestra una gran variedad  de propiedades biológicas y farmacológicas como antimicrobiano, antioxidante, antiinflamatorio, inmunomodulador, antitumoral, anticanceroso, antiulceroso, hepatoprotector, cardioprotector y neuroprotector".

El própolis se emplea, además, para cuidar las cuerdas vocales, ya que protege esta parte de la garganta de infecciones y de los daños ocasionados por el frío. "Se trata de un producto muy utilizado por los profesionales que usan la voz como herramienta de trabajo, como profesores, locutores o cantantes", según la logofoniatra Marta Pinillos.

¿Conocías el propólis y otras sustancias similares como la equinácea? ¿Has usado alguna vez estos preparados para potenciar las defensas del organismo y combatir los virus?