Salud y bienestar

¿Por qué los hombres no pueden hacer dos cosas a la vez?

Estamos de acuerdo, los hombres no podemos hacer dos cosas a la vez. Pero, ¿sabemos por qué?

Este domingo, mientras leía 'El Periódico', tuve la oportunidad de detenerme en un comentario, que hacía referencia a un estudio donde se explicaba por qué no poseemos esta capacidad.

El estudio, llevado a cabo por varios investigadores franceses, y publicado en Science hace unos meses, trataba de conocer el motivo por el cual no somos capaces, como especie (hombres y mujeres, sin distinción) de hacer más de dos tareas simultáneamente, sin que una de ellas se resintiese. Y la metodología del estudio parece ser seria.

El Dr Étienne Koechlin, investigador principal del proyecto explicaba que cada una de las tareas es llevada a cabo por uno de los hemisferios cerebrales. Dado que tenemos dos, las cuentas están claras.

En sus palabras: “puedes cocinar y hablar con alguien por teléfono al mismo tiempo; pero no es posible realizar una tercera tarea, como leer el periódico a la vez. Si haces tres o más tareas a la vez, pierdes el hilo en una de ellas”.

Es por ello que el hombre como especie, sin distinción de sexos, es capaz de tomar decisiones correctas, meditadas y adecuadas, cuando se le plantean dos alternativas claras.

Sin embargo, si la decisión se ha de tomar entre más de dos opciones, nos bloqueamos, y el resultado no suele ser bueno. Por ejemplo, si estamos en un supermercado y hemos de decidir entre pasta o pizza. Seguramente, esgrimiremos los pros y los contras de cada uno de los dos alimentos.

Pero si quisiéramos chocolate y vamos a la estantería a elegir uno, la cosa se complica con la multiplicidad de marcas existentes.

De todas formas, y como en cualquier ámbito de la vida, sí que existen personas que pueden hacer más de dos cosas a la vez. Según un estudio de la Universidad de Utah, un 2,5% (una de cada 40 personas) de la población puede hacerlo, y además, de forma exitosa. ¿Es usted una de ellas?

Y en relación con este tema, recientemente se ha publicado el libro “¿Por qué los hombres no escuchan… y no saben hacer dos cosas a la vez?”, que se centra más en las diferencias por sexos. El autor plantea que los hombres tienen un cerebro monofuncional, en el sentido que sólo es capaz de hacer una función de forma simultánea.

La diferencia fundamental entre hombres y mujeres, en este sentido, es que, mientras ellas sí pueden hablar y escuchar a la vez, los hombres somos incapaces y esto determina que las mujeres puedan emitir hasta 20.000 palabras al día, mientras los hombres sólo articulen 7.000.

Pero, que no desesperen los hombres. Somos mucho mejores a la hora de leer mapas y aparcar el coche (la denominada habilidad espacial). Los estudios así lo constatan.

Por: Dr. Francisco Marín Atención Primaria. Más artículos de Francisco Marín aquí