Salud y bienestar

Si esquías, ¡ponte casco!

Es el deporte de la temporada y uno de los más peligrosos, ya que según advierte la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (SECOM), la mayoría de las lesiones graves se producen en los huesos faciales.

Un estudio publicado este mes por la Universidad de Innsbruck (Austria) demuestra que la principal causa de muerte en las pistas de esquí es el traumatismo craneal. Evítalo así.

Los cirujanos maxilofaciales recomiendan usar casco para proteger cabeza y rostro.

Un dato corroborado por una investigación austríaca -publicada en el Wilderness and Enviromental Medicine a partir de los datos de 207 accidentes mortales en 5 años- que ha  concluido que casi  la mitad de las muertes fueron producidas por traumatismos en la cabeza (46 por ciento).

El estudio revela que las principales causas de accidentes con desenlace mortal fueron la caída (41 por ciento), el choque contra un objeto sólido como una roca o parte de las instalaciones deportivas (35 por ciento) y la colisión contra otro esquiador (18 por ciento). Por suerte, los cirujanos afirman que el 60 por ciento de éstas se pueden evitar con el uso de un casco.

Según estima el Dr. Joan Birbe, presidente de la Sociedad Catalano-Balear de Cirugía Oral y Maxilofacial, "el uso generalizado del casco integral o de un casco convencional con férula protectora como las que llevan los jugadores de fútbol americano podría evitar hasta el 60 por ciento de estas lesiones".

Imagen: Rubén García / Eroski Consumer

"Cada vez existe más conocimiento de la importancia de usar casco para proteger la cabeza", continúa este especialista.

Sin embargo, un casco convencional "no protege de lesiones en la boca y la mandíbula, que en su mayoría son graves y pueden dejar secuelas", añade.

A su juicio, "aunque se pudiera pensar que los protectores de este tipo solo son para los profesionales del esquí, que alcanzan velocidades de más de 100 kilómetros por hora, cualquiera puede sufrir un traumatismo grave", subraya.

[Relacionado: Refuerza tu salud en 2012]

El aumento del número de esquiadores y de practicantes de snowboard ha elevado el índice de accidentes.

"El snowboard atrae generalmente a deportistas más jóvenes y por lo general más temerarios", explica el Dr. Arturo Bilbao, presidente de la SECOM. El problema añadido de este deporte "es que cuentan con menor capacidad de frenar para evitar chocar con otros esquiadores".

Protección en niños

"En el caso de los niños la protección debe ser extrema", advierte el Dr. Bilbao. Otro estudio publicado este mes en la revista alemana de medicina deportiva Sportverletz Sportschaden asegura que la falta de entrenamiento y los excesivos riesgos en los descensos son las causas más importantes de los accidentes entre los esquiadores en edad escolar.

La investigación, llevada cabo entre 735 alumnos accidentados en pistas de esquí de Alemania, concluye que la mejor manera de combatir las lesiones de esquí es mediante el calentamiento y la protección con el caso integral.

En esa misma línea, la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (ATUDEM) alerta sobre la obligatoriedad de usar el casco en niños y los beneficios de que también los adultos lleven esta protección. "La velocidad que se alcanza supone un riesgo para el esquiador que puede sufrir traumatismos irreversibles", subraya la directora de ATUDEM, Paloma García Pachá.

Es el deporte de la temporada y uno de los más peligrosos, ya que según advierte la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (SECOM), la mayoría de las lesiones graves se producen en los huesos faciales.