Salud y bienestar

¿Volverías a fumar en los bares?

El 78 por ciento de los españoles vería mal que se permitiese de nuevo fumar en hostelería según una encuesta realizada en centros de salud de todo el país a fumadores y no fumadores por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).

A algunos fumadores les costó acatar la prohibición de fumar en establecimientos de hostelería abiertos al púb …

Además un 82 por ciento cree que es una decisión acertada la prohibición del tabaco en áreas públicas. Estos datos proceden de una encuesta realizada en centros de atención primaria de toda España a más de 4.000 ciudadanos, entre los cuales había fumadores, no fumadores y ex fumadores.

Los resultados de este trabajo se han presentado hoy coincidiendo con la celebración, hasta el día 31 de mayo, de la XIII Semanasin Humo con el lema bajo el lema lo dejas. Tú ganas. Una iniciativa en la que participan centros de salud de todas las comunidades autónomas y que pretende recordar a la población que los profesionales del primer nivel asistencial pueden ayudar a los interesados a dejar de fumar.

Relacionado: Los peligros del tabaquismo pasivo

Como señala la Dra. Ana Pastor, vicepresidenta de semFYC, en un momento en el que vuelven a alzarse voces que reclaman una relajación de la actual norma antitabaco con fines recaudatorios "es muy oportuno escuchar la voz de los ciudadanos. Desde los centros de salud hemos preguntado a todos, a los que fuman, a los que no y a los que un día decidieron dejarlo y el resultado es contundente: son conscientes de que está en juego su salud y la de su entorno; la mayoría no desea volver a lo de antes y ve con buenos ojos  que no se permita fumar en los espacios públicos. A ocho de cada diez españoles no les gustaría retornar al pasado, cuando se podía fumar en la hostelería".

El Gobierno holandés relaja sus medidas antitabaco y ahora permite fumar en bares pequeños.

La Comunidad de Madrid ha elaborado un plan de ajuste que incluye una petición al Gobierno español para que modifique la Ley del Tabaco y permita fumar en casinos y otros establecimientos de juego como bingos. "Sería un error anteponer una necesidad de mejorar ingresos sobre la salud de la población, que como ha quedado claro está satisfecha con el grado de restricción que establece la actual norma antitabaco", añade Pastor.

Ni en casa ni en el coche

La encuesta de semFYC también indaga en cómo han cambiado los hábitos de los fumadores desde que hace año y medio entró en vigor la ley que prohíbe fumar en lugares públicos. Como explica el Dr. Vidal Barchilón, coordinador de la XIII Semana Sin Humo, "nos planteamos saber qué efecto tenía este cambio: comprobar si ahora fumaban más en casa o si habían hecho más intentos por abandonar definitivamente el cigarro. Ha sido positivo ver que la gente no fuma más en casa con el beneficio que eso conlleva para el fumador y las personas de su entorno familiar".

Desde la nueva prohibición, un 20 por ciento fuma menos en el hogar, un 12 por ciento más, un 57 por ciento igual que antes y un 10 por ciento no consumía tabaco antes ni lo hace ahora.

En el coche el efecto es parecido: un 15 por ciento confiesa que ahora le cuesta más encender un cigarro cuando conduce o le llevan; un 9 por ciento lo hace ahora más a menudo y el 46 por ciento, con la misma frecuencia que antes.

Los adolecente españoles empiezan a fumar a los trece (un 27 por ciento fuman) y casi la mitad quiere dejarlo.

El Dr. Barchilón destaca igualmente que la ampliación del entorno libre de humo continúa siendo un factor positivo. De hecho, los españoles siguen intentando dejar de fumar más ahora que hace dos años cuando la ley no era tan restrictiva.

El 73 por ciento de los consultados asegura haber recibido algún consejo en el último año. Unos dicen que les gustaría que la recomendación les llegara en el centro de salud (77 por ciento), muy por encima de la farmacia (5 por ciento) o el hospital (2 por ciento). La vicepresidenta de semFYC señala que en los dos últimos años se ha producido una mayor implicación de los médicos y enfermeras, que son conscientes de que el entorno actual puede favorecer aún más el abandono del hábito.

Tabaquismo en el adolescente

La encuesta de semFYC ha puesto este año especial atención al consumo de tabaco en los más jóvenes. Uno de los objetivos era determinar si un envasado genérico, es decir un paquete más sencillo, sin colores, logotipos y rasgos distintivos, podía restarle atractivo al cigarro entre los adolescentes. El 37 por ciento de los consultados cree que influiría bastante o mucho, pero hasta un 62 por ciento piensa que eso tendría un efecto disuasorio escaso o nulo.

En los últimos años ha aumentado entre los jóvenes el consumo de tabaco de liar por una tendencia a pensar que es éste un formato menos perjudicial para la salud. Sobre esta cuestión, el resultado es que un 26 por ciento cree que el tabaco de liar es menos lesivo que los cigarros comunes. Si se mira por edades, ese porcentaje asciende a un 32 por ciento entre los que tienen menos de 30 años.

"El de liar es tan perjudicial como el otro. Es importante que se sepa porque precisamente aquellos que fuman el primero puede aumentar su consumo si están convencidos de que corren un riesgo menor para su salud", subraya el Dr. Barchilón.

Especialistas en tabaquismo resolverán dudas y darán consejos durante la Semana sin Humo (24-31 de mayo) en Facebook y en Twitter con los hashtag #semanasinhumo y #tulodejastuganas