Soy Fashion Victim

Dime cómo vistes y te diré qué tipo de amante eres

Según un estudio psicológico recientemente realizado, la ropa interior de las mujeres revela su personalidad afectiva. Así, viendo nuestra lencería íntima, los hombres pueden descubrir qué se esconde debajo de nuestra apariencia externa.

Hay tantos caracteres como personas en el mundo pero, en rasgos generales, parece ser que las mujeres nos descubrimos internamente cuando nos quitamos la ropa. ¿Qué clase de amante eres? ¿Qué tipo de mujer te consideras? ¿Crees que tu ropa habla por ti? ¡Descúbrelo!

Según el estudio, las mujeres que usamos colores cálidos como el amarillo o el naranja transmitimos sentimientos de entusiasmo y vitalidad en la cama. Prendas íntimas de estos colores pueden incluso aumentar la tensión arterial, los latidos del corazón y el ritmo respiratorio ¡Casi nada! Si quieres derrochar energía y euforia, estos son tus colores ideales.

Por otra parte está el rojo. El color de la pasión habla por sí mismo de una mujer dramática, energética, buena amante y sobretodo segura de sí misma. Sabe lo que quiere y va a por ello sin tener ni una pizca de vergüenza ¡Toda una bomba sexual!

La versión light del rojo es el rosa en sus múltiples versiones. El rosa es para mujeres más románticas, soñadoras con un punto de niñas que no deben perder. Es el color que envuelve a la mujer afectiva, femenina y más sensual que sexual.

Volviendo a los colores más básicos tenemos el negro y el blanco. El negro muestra a una mujer poderosa, individualista, con mucha personalidad y profundamente apasionada. Mientras, su contrario, el blanco; es el reflejo de la inocencia, de una principiante dispuesta a aprender paso a paso de su amante.

 

La gran novedad es el relegado color carne. Las prendas color carne siempre se han usado para "camuflar" la ropa interior al llevar prendas transparentes o escotes palabra de honor. Ahora, el color carne vuelve con fuerza y el 72% de las mujeres opta por llevarlo habitualmente y también en ocasiones eróticamente especiales. Desde que Eva Mendes confesó que se siente más sexy con un conjunto básico color carne, las ventas se dispararon y el universo de la moda se puso manos a la obra para potenciar el retorno de dicho color. Un claro ejemplo de ello es la portada de Katy Perry en la revista Rolling Stone, ¡Sexy porque si!

En conclusión, dime cómo te vistes y te diré como eres en la cama. Yo no creo demasiado en estos estudios psicológicos relacionados con la moda puesto que tengo lencería de todo tipo y color aunque... debo admitir que en ocasiones, aciertan.