Soy Fashion Victim

Gwen Stefani presenta su colección, ¡con un modelito estridente!

La carismática cantante se ha reconvertido a diseñadora. Como ya sabéis son muchas las estrellas que se sienten inspiradas por la moda y sacan colecciones al mercado bajo sus propias marcas, todo sea dicho, algunas con más gusto que otras.

Gwen optó por un traje bicolor.

Gwen ha creado una colección de moda para niños inspirándose en sus propios hijos, esta colección se llama Harajuku Mini y ha sido presentada hace unos días por la misma estrella. Stefani venderá su ropa en las tiendas Target y también online, así que los fans españoles que tengan niños pequeños, no se quedarán sin los modelitos más cool.

El modelo de inspiración psicodélica.

Todo esto de diseñar ropa para críos y tal está muy bien, pero la pregunta que yo me hago es, ¿el modelo bicolor que escogió Gwen para la presentación oficial, era el más acertado? Desde luego, no.

Creo que un estampado tan repetitivo, psicodélico y mareante no era el adecuado para la ocasión, ¡se trata de presentar tu línea textil no de dejar ciegos a los paparazzi! Pero, sea como sea, Gwen no pierde belleza, aunque sí pierda un poco el gusto…

[Relacionado: Paris Hilton, la más hortera de Barcelona]

El vestido constaba de dos piezas, americana de cuello en pico y un pantalón ¾ que la cantante combinó con unas sandalias de plataforma y cinta cruzada en color negro.

La verdad es que el modelito de inspiración tribal se las trae… Entre las formas de su estampado y las dos tiras blancas que marcan los bolsillos, Gwen parece un cuadro de Basquiat más que una diseñadora seria; a veces, no hace falta ser tan guay.

El carmín y el collar no eran acertados, pero sabemos que ese rojo es su seña de identidad.

Si al diseño imposible en blanco y negro le sumamos un collar dorado y de brillantes, la cosa no hace más que empeorar. ¿En qué pensaba cuando intentó combinar ese tosco accesorio con un escote tan pronunciado? Sin duda la plata hubiese sido una mejor elección.

La guinda del cuadro es el carmín en rojo fosforito y el moño oriental en plena cabeza. Sin duda Gwen, ese no fue tu mejor día. Debo admitir que Stefani suele ir muy bien vestida a los actos a los que acude pero, ¡todos tenemos un mal día de vez en cuando!

¿Vosotros qué pensáis? ¿Os gusta su dos piezas? ¿Lo encontráis dañino a la vista u os parece estiloso? ¿Demasiado moderno o sencillamente trendy? ¿Y el complemento dorado? ¡Contadme!