Soy Fashion Victim

Sarah Jessica Parker se pasa de extravagante

Sí, hasta en la moda existe un límite. Si bastante tenemos con aguantar los trajes de pelo y carne de GaGa ahora lo que nos faltaba, el retorno estrafalario de la que un día fue la mujer más fashion de la gran manzana, Carrie Brad… ups! Sarah Jessica Parker.

Con estas pintas se presentó en Melbourne.Como veis la actriz no escatima a la hora de intentar llamar la atención y sorprender con sus cambios de look. Este arriesgado sombrero diseñado por Philip Treacy lo lució ante nada menos que 1.500 mujeres en una cena femenina del VRC Oaks Club  en el Crown Palladium de Melbourne, Australia.

Escogió un vestido de Chanel para el evento.

El sombrero era incómodo, excesivo y fuera de lugar. El diseño representa el interior de una caracola marina y la simetría de sus curvas es algo contagiosa. Una idea atractiva en un evento al que no pertenecía, una verdadera pena, qué despilfarro, Sarah.

Un look muy criticado.

Al margen del sombrero que los críticos de moda calificaron de "ridículo", con toda la razón del mundo, Sarah optó por un discreto vestido de Chanel con el cual sí acertó. La actriz está en Australia promocionando la película 'I don't know how she does it' y, gracias a su sombrero, ha aparecido en múltiples medios de comunicación y revistas, eso sí, ¡la ponen a caldo!

[Relacionado: Sarah Jessica Parker se viste de torero, ¡y olé!]

Creéis que hoy en día, y cada vez más, ¿moda es sinónimo de exceso? Parece que las celebrities que más llaman la atención tienen que ser las más modernas pero, ¿realmente es así? Yo creo que Sarah hubiese estado mucho más elegante con el Chanel y un recogido, no con ese sombrero llamativo… ¿Qué opináis?