Soy Fashion Victim

Selena Gomez: mojada, salvaje y perfumada

Sel es, con diferencia, la adolescente más sexy y con más clase del panorama teen de la factoría Disney. Alejada de los malos hábitos que otras tienen y de los looks horteras y vulgares, Gomez siempre es ejemplo de glamour y feminidad, y este anuncio de su perfume, no iba a ser la excepción.

Selena se sube al carro de las celebrities con fragancia propia para que sus fans huelan a lo mismo que ellas… nunca entenderé esta moda pero, tampoco la voy a discutir… el caso es que, ¡Sel está estupenda!

Con un vestido morado palabra de honor y de falda voluptuosa y larga, la cantante posa totalmente empapada y dentro de un femenino tanque de agua morada, se supone, como su colonia.

Con el cuerpo empapado pero el maquillaje intacto, la actriz posa sensual con los labios entreabiertos y sujetando su morena melena ondulada y mojada. Sombra morada en los ojos, a juego con el vestido y el agua, mucho eyeliner negro y rimel potenciador de pestañas. En los labios un suave gloss rosado que suaviza sus rasgos y la hace todavía más aniñada.

No es la primera famosa que juega con la contraposición entre su juventud e inocencia y la sensualidad y el erotismo de la mujercita que ya es. El modelito morado realza su escote y crea un efecto visual de estrechez en su abdomen debido a las transparencias laterales, diseñadas en tul morado más claro que la pieza central.

[Relacionado: Las famosas y sus espaldas de infarto]

A la altura del estómago, una cinturón de brillantes queda al descubierto en ocasiones y en otras sumergido en el agua rosa que la envuelve. Selena posa con su cabello suelto y las ondas le dan ese toque salvaje y desenfrenado que la pasión de su perfume pretende vender.

El resultado final de la sesión es este anuncio que veis, el croma azul ha dado paso a un fondo rosado con aguas lilas y Sel aparece cual diosa, sumergida en el agua y con todo el esplendor del elegante vestido empapado como su piel. Con una postura sexy, mirada intensa y la melena por la espalda, Gomez sujeta bajo el agua la vaporosa falda del vestido y sube una de sus piernas en una postura de lo más femenina. ¿No es una sesión de infarto? ¿Qué os parece el resultado? A mi me ha encantado, la verdad. ¡Bien por ti, Sel!