Bulgari abre su hotel en Londres

Sólo había  tres en todo el mundo: Bali, Milán y Tokio. Por eso la apertura de un cuarto establecimiento en Londres ha revolucionado a los fanáticos del lujo. La marca Bulgari, conocida sobre todo por sus joyas, está triunfando en el mundo de la alta hostelería, sobre todo gracias a una conexión total con el sector de "superconsumidores" acostumbrados a cazar el mejor estilo de vida que el dinero pueda comprar. La cercanía de las olimpiadas fue el empujón definitivo para aprobar este hotel situado en el exclusivo barrio de Knightsbride.



Destaca una fachada clásica, construida con piedra Portland, una de las más codiciadas del mundo. Es la misma variedad que se usó en edificios tan emblemáticos como el Palacio de Buckingham, en la catedral de Saint Paul, La National Gallery o el British Museum.

[Relacionado: El monasterio de lujo]

El líder del equipo de diseño del hotel es Antonio Citterio, que ha apostado por sus soluciones clásicas, desde el roble decolorado hasta la caoba más noble y brillante. También despliega gran cantidad de cuero, remates en plata y el diseño italiano. Impresiona el lujo de los candelabros, las cortinas de seda fabricadas artesanalmente y las lámparas inspiradas en lína de velas de Bulgari. La empresa de diseño interior italiano B&B ha ejercido como colaboradora parcial de Citterio.



En el restaurante podemos encontrar a un chef de primera línea: Alain Ducasse, que regentó el restaurante La Trattoria en Mónaco. En el nuevo Bulgario de Londres seguirá haciendo cocina italiana, salpicada de referencias a la gastronomía británica. El hotel cuenta con una sala privada de cine con capacidad para 47 personas.

Sus clientes de alto standing no necesitan ni comprar la película, ya que el hotel dispone de un fondo de catálogo de más de 500 títulos, escogidos por el especialista británico David Puttnam. La joya del establecimiento es un spa, que ocupa las dos plantas inferiores del complejo. El área de baño está hecha con piedra Vicenza y adorna una piscina de 25 metros de largo, decorada con azulejos artesanales en tonos verdes y dorados.