Una casita de cuento en el jardín

El mimo por los detalles define este espacio que incluye cocina, terraza y zona de estar. Decorado en un fresco estilo cottage, es un canto a la femineidad.

Una casita de cuento en el jardín La terraza se ha concebido como un pequeño oasis urbano
Una mesa, una silla, un banco y un sillón ocupan el lugar central y son los complementos que rodean la composición los que le otorgan el carácter campestre. Los cantos rodados en blanco que cubren el suelo, la pérgola con tela estampada con florecillas y la abundante vegetación crean un marco repleto de paz. De la serie Mälarö: banco (64,99 €) y mesa (69,99 €). Sillón con cojín Byholma (72,98 €). Todo, de Ikea.


Una casita de cuento en el jardín Un rincón en el jardín
La hiedra que cuelga de pequeñas macetas aporta frescor a la terraza. Otra idea in: reserva un rincón que reciba luz natural para crear tu pequeño huerto urbano. Pedestal para plantas Lantliv (39,99 €), floreros galvanizados Socker (9,99 €/2), maceta de terracota Rönnbar (3,50 €). De Ikea.


Una casita de cuento en el jardín Inspiración de autor
Lorenzo Meazza y Rocío Romero fueron los artífices de este espacio de Ikea para la edición 2012 de Casa Decor en Madrid. La idea era utilizar los textiles para crear una atmósfera llena de personalidad y estilo. Ellos dejaron volar su imaginación y el resultado destila dulzura y fantasía mediante estampados florales y tonos serenos: rosa pálido, blanco y verde claro.


Una casita de cuento en el jardín La cocina
Para no engamar demasiado, los tonos pastel —presentes en textiles, complementos, suelos y paredes— se combinaron con notas granates y fucsias más intensas.


Una casita de cuento en el jardín El comedor
El blanco en sus diferentes matices está presente tanto en la cocina como en el comedor. Debajo de los manteles que visten la mesa se encuentra el modelo Liatorp, de Ikea (199 €).


Una casita de cuento en el jardín Zona de fregadero
El fregadero de loza blanca de generosas dimensiones, ubicado sobre un módulo de almacén cubierto con una cortinilla de tela, aporta ese toque vintage exacto a la zona de trabajo. Cocina Faktum con frentes Ramsjö en color blanco (1.955 €/composición) y estantería para platos Stenstorp (49 €/unidad). Todo, de venta en Ikea.

Más información:
Ideas para una terraza actual
Apuesta natural para decorar el jardín