¿Cómo comprender a tu chica cuando va de compras?

¿Cómo comprender a tu chica cuando va de compras?

Ir de compras con una mujer no tiene por qué se una experiencia poco gratificante si aprendes a entender los términos que le hacen 'picar', porque, amigo, ¿realmente crees que ése es el único par de zapatos que queda? ¡No! Es una técnica de marketing perfectamente pensada por la cual tu chica caerá automáticamente rendida e, incluso, será capaz de volver sobre sus pasos a por ellos a la tienda a por ellos con la excusa de: "Los compro, me lo pienso y luego ya si eso lo devuelvo". Todos sabemos que es mentira.

Pero es que hay que entenderla. Para ella "sólo queda uno" es como si a ti te dicen que España juega la final de la Copa del Mundo otra vez y sólo queda esa entrada. ¿Tú qué harías?

1. UNA 'IRREPETIBLE' EDICIÓN LIMITADA

Aunque las expresiones más difíciles de comprender son otras, ¿por qué les seduce tanto algo de 'edición limitada'? ¿Qué sentido tiene si al fin y al cabo no es más que otra camiseta? Pensar que llevan algo que sólo unas escogidas pueden lucir les hace sentir como si vistieran de alta costura. Es algo irrepetible (mentira, hay ediciones limitadas que se alargan en el tiempo y firmas que cada tres meses lanzan ediciones limitadas) de lo que podrán presumir entre sus amigas. Pero, seamos sinceros: ¿no nos sucede a nosotros lo mismo cada vez que juegan el Madrid y el Barça? Siempre es el partido del siglo, y, como mínimo se repite dos veces al año.

2. ¿QUÉ ES UNA COLECCIÓN CÁPSULA?

Otro concepto que a nosotros nos causa estupor es el de colección cápsula. Seguro que al oírlo lo primero que te viene a la imagen es '2001: Odisea en el espacio', pero no, nada más lejos de la realidad. La colección cápsula parte de la idea de edición limitada pero le aporta un toque de diseño o una intención (ayudar al tercer mundo, por ejemplo). Para nosotros sería algo así como los partidos solidarios de los amigos de Zidane contra los de Ronaldo donde el fútbol realmente es lo de menos pero lo acabas viendo por la tele aunque el resultado te de igual.

3. COLABORACIONES

También parecidas son las colaboraciones de dos marcas: un diseñador  se alía con una firma para llegar a un producto de edición limitada en una colección cápsula. Sobra decir que cuantos más conceptos se añaden, el precio se incrementa. En este caso un ejemplo muy claro lo encontramos en las colaboraciones de H&M con Maison Martin Margiela, Karl Lagerfeld, Versace o Roberto Cavalli: compras en H&M pero se suma un plus en el precio por la firma de un gran creador. ¿Tú no estarías dispuesto a pagar algo más por una entrada para ver un partido en el que entre la alineación del equipo de tu pueblo se encuentra CR7? Sí y lo sabes.

4. LA FALACIA DE LOS BÁSICOS

Por último, hay otros dos términos muy peligrosos que se pueden aplicar a prácticamente cualquier objeto (sobre todo si son de color blanco o negro) y con los cuales ellas se autoconvencen y tratan de convencernos a nosotros: "Cariño, esto es un básico" o "es un fondo de armario". ¡Error! Todos sabemos que las temporadas pasan y que una camiseta, por muy blanca que sea, si ahora se lleva de manga corta la temporada que viene posiblemente se lleve larga, por lo que hasta los básicos o el fondo de armario varían y dejan de serlo. Desarmarlas es muy sencillo: "Cariño, Kubala, Pelé o Di Stefano también son básicos, pero no me sirven ya como fondo de armario".

Seguramente también te interese leer...

- El hombre español: para gustos, las regiones

- La etiqueta en el servicio de caballeros

-Cómo regalar bien