Cuando tu camiseta habla por ti

¿Quién no ha llevado alguna vez una camiseta con un mensaje escrito en el frontal o en la parte trasera? Las cadenas de moda llevan años emulando a esta tendencia que podría estar sacada de una tienda de impresiones en la cual tú mismo eliges la frase que quieres, pero ellas las producen en serie. Su objetivo es crear líneas ingeniosas, divertidas y que llamen la atención. Pero, a veces, en este intento por diferenciarse a algunas marcas se les va de las manos y la broma termina por resultar ofensiva para algunos.

Las polémicas camisetas de Urban Outfitters.

Éste ha sido el caso de Urban Outfitters. La cadena estadounidense ha lanzado una línea de camisetas para la vuelta al trabajo con lemas como I vote for vodka (yo voto por el vodka), I drink you’re cute (yo bebo, tú eres mono) o USA drinking team (equipo de bebedores de EE UU). Lo que a sus diseñadores debió parecer poco más que una gracieta algo subida de tono, a las asociaciones en contra del consumo de alcohol por parte de los jóvenes (la mayor parte de los compradores de Urban Outfitters tienen entre 18 y 24 años), han puesto el grito en el cielo. Desde la marca no han querido pronunciarse y las camisetas siguen a la venta en la web a partir de 24 euros.

[Relacionado: Miley Cyrus, una gótica en los MTV Video Music Awards]

No es la primera vez que esta cadena se ve envuelta en una polémica por los mensajes de sus camisetas. El pasado mes de marzo lanzaron una colección para conmemorar el día de San Patricio, el más grande de Irlanda, con mensajes bastante ofensivos para los irlandeses. En ellos se burlaban de ellos con lemas como Kiss me. I’m drunk or Irish or whatever (bésame, estoy borracho, o soy irlandés o lo que sea) o con un logo que representaba a una persona alcoholizada a gatas asegurando que era ‘yoga irlandés’.

A pesar de las quejas de los colectivos de irlandeses, que exigían una disculpa, nunca se retiraron. Además, meses antes, Urban volvió a despertar las iras de alguien, esta vez de los nativos norteamericanos. Fue a causa de su línea Navajo, que incluía ropa interior y hasta petacas que los indios consideraron ofensivas y que banalizaban sobremanera el uso de su propia cultura. Esto incluso les valió una denuncia.

[Relacionado: Copia el look multicolor de Olivia Palermo]

Además de las firmas, las celebrities también han tenido algún problema que otro con camisetas que hablaban de más. Por ejemplo, Zayn Malik, del grupo juvenil One Direction, se dejó ver hace poco con una prenda que decía Fuck You (ya sabemos todos lo que significa). Los medios de su país le han criticado duramente por lucir semejante lema y, de hecho, no se la ha vuelto a poner.

Rihanna y su comentada camiseta

Poco antes, en junio, Rihanna salió de un estudio de grabación londinense con una camiseta que decía Cunt Life en su frontal, que significa algo así 'vida imbécil' pero sonando mucho peor en inglés. Las páginas de cotilleos en seguida criticaron a la cantante por utilizar palabras tan malsonantes, aunque fueran solo por escrito.

Los hay que incluso se disculpan, como el rapero Plan B. Y es que apareció en la portada de una revista con una camiseta que pertenecía a un grupo neonazi, Skrewdriver. Aseguró que no tenía ni idea de que aquel estampado era de algo así y prometió no volver a hacerlo.