Desarrollo de la locomoción del bebé

 Desarrollo de la locomoción del bebé Desarrollo de la locomoción del bebé
© Thinkstock

El control del cuerpo se efectúa por lo general de arriba abajo. Antes de andar, el bebé aprende a mantener la cabeza erguida, a controlar la postura sedente, a reptar y a gatear a cuatro patas antes de aventurarse en el mundo de los bípedos.

La postura sedente

La tracción que hace el bebé, acostado boca arriba, para acomodarse en la postura sedente permite apreciar el control que ejerce sobre la cabeza. El recién nacido carece de fuerza para mantener la cabeza erguida, pero una vez que empieza a sentarse arquea la espalda y lleva la cabeza hacia adelante. A las seis semanas ya levanta la cabeza al final del movimiento de tracción.

A las 12 semanas la cabeza ya no le cuelga. A las 16 (cuatro meses), apenas muestra un pequeño desfase entre el movimiento del cuerpo y el de la cabeza, que ya mantiene recta cuando se sienta.

A las 20 semanas, el control de la cabeza es total. A las 24 (seis meses), el niño despega la cabeza de la cama y le tiende los brazos a la persona que lo ayudará a sentarse.

El pequeño puede permanecer sentado sin ayuda unos segundos, con el tronco inclinado hacia delante y haciendo equilibrio con las manos, que apoya delante de él. A las 32 semanas, el niño puede permanecer sentado sin apoyo durante algunos segundos, a las 36, consigue mantener esa misma postura durante 10 minutos.

A las 40 semanas pasa del decúbito dorsal a la postura sedente; también puede adoptar el decúbito prono y volver a sentarse. A las 48 semanas puede darse la vuelta estando sentado y coger un objeto sin desestabilizarse.

A los 15 meses puede sentarse solo en una silla, trepándose de frente, poniéndose de pie y girándose. Entre los 18 y los 20 meses ya logra sentarse como un adulto.

El decúbito prono

Cuando se lo coge por el vientre, el bebé de cuatro semanas es capaz de levantar la cabeza unos instantes. Hacia las seis semanas puede sostener la cabeza a la altura del cuerpo varios segundos. A las 10 semanas logra mantener la cabeza por encima del plano del cuerpo. Este tipo de suspensión permite ver muy claramente el control que hace el bebé de la cabeza durante los tres primeros meses de vida.

Acostado boca abajo (decúbito prono), el recién nacido levanta la pelvis y lleva las rodillas hacia el vientre. En torno a las cuatro semanas, despega la barbilla de  la cama unos instantes. A las 12 semanas, levanta la barbilla y los hombros, apoyándose en los antebrazos con las piernas completamente estiradas.

A las 16 semanas suele arquear la espalda para llevar el peso del cuerpo hacia el abdomen y la parte inferior del tórax, despegando los brazos y las piernas de la cama. A las 14 semanas el bebé levanta la mitad superior del cuerpo, apoyándose en las manos con los brazos extendidos. Puede pasar del decúbito prono al dorsal un mes antes de poder hacer el movimiento al revés.

A las 28 semanas puede llevar el peso hacia una sola mano, buscando un juguete con la mirada. Entre la semana 30 y la 40 comienza a hacer esfuerzos para reptar, pero a menudo se desplaza hacia atrás. A las 40 semanas avanza haciendo fuerza con las manos. A la semana 44 repta despegando el vientre del suelo y a la 52 (un año), camina a cuatro patas como un oso.

Dr. L. Rossant y Dra. J. Rossant-Lumbroso

Más información:
Andar: un paso hacia la autonomía
Ideas para entretener a los peques
Cómo ayudar a los niños a dormir