Dieta para sentirte ligera

Te damos los trucos para que aprendas a comer bien. De paso, descubre qué alimentos te ayudarán a combatir la sensación de hinchazón abdominal.

Dieta para sentirte ligera

Una correcta alimentación es el mejor remedio para acabar con la hinchazón abdominal, una situación que afecta a buena parte de la población (entre el 10% y el 20%). En las mujeres, además, esta sensación aumenta en los días previos a la menstruación. Una dieta con alimentos adecuados puede solucionar el problema.

Lácteos: Son buenos el yogur y la leche con probióticos y los quesos descremados.

Carnes: Incluye en tu alimentación la carne de ternera desgrasada ni muy cocida ni muy cruda, también vaca, cordero lechal, pollo y pavo.

Pescado: Blanco y azul.

Frutas: Tómalas preferentemente sin piel e incluso cocidas. Incluye piña, manzana, pera, sandía, kiwi, melón...

Verduras: Son buenas para evitar la hinchazón la acelga y la espinaca. Se recomienda que se tomen cocidas. Si vas a comerlas crudas, tienes que cortarlas en trozos pequeños. Procura, además, trocearlas con la mano para evitar la pérdida de minerales y vitaminas. El tomate, sin piel ni semillas. Zanahoria rallada.

Bebidas: Zumos de frutas naturales, infusiones y agua. Toma dos litros de agua al día.

Cereales: Conviene tomarlos mejor cocidos. Reemplaza los integrales por los blancos.

Condimentos: Aceite de oliva o de soja.

Alimentos a evitar: La leche de vaca, los quesos maduros, el brócoli, las lentejas, los garbanzos, las bebidas gaseosas, el azúcar, la sal, los embutidos, la comida precocinada, la lechuga.

Recomendaciones: Procura comer despacio, no hablar mientras comes y respetar las cuatro o seis comidas al día. Evitar tomar chicles y beber en pajita.

Alimentos buenos:

  • Huevos. Puedes tomarlos escalfados, pasados por agua, duros o en tortilla francesa.
  • Acelgas. Incluye ésta y otras verduras cocidas. Para aderezarlas utiliza aceite de oliva, maíz o soja pero sin abusar.
  • Pollo. Tómalo siempre sin piel. A la plancha o cocido será un aliado para sentirte ligera.
  • Agua. Bebe unos dos litros. Disuelve la sal de los tejidos y lo eliminamos al orinar. No tomar más de tres litros, ya que el estómago se hincharía. Procura no tomar demasiada en el momento de las comidas y repartirla a lo largo del día.

Más información:
Dieta rápida sin riesgos para perder un par de kilos
Descubre la cronoalimentación: Come y adelgaza de forma inteligente