El día en que Yves Saint Laurent se convirtió en Saint Laurent Paris

Yves Saint Laurent es uno de los nombres más icónicos y contundentes de la moda. Yves-Saint-Laurent, la lengua hace tres viajes por el paladar, como cuando silabea Lolita. Yves Saint Laurent que es, de siempre, YSL y que tiene un poder de evocación absoluto. Decir el nombre completo o ver las míticas entrelazadas y pensar en Yves con sus enormes gafas de pasta, su eterna postura de brazos cruzados y mirada ultra sagaza es todo uno. Yves Saint Laurent. Pero en unos meses esto puede desaparecer. Según asegura el medio digital más importante en moda, Women’s Wear Daily, Hedi Slimane podría cambiar el nombre a Saint Laurent Paris en aras de la modernización y la vanguardia.

 ¿Puede un nuevo diseñador cambiar el nombre de una marca legendaria? Hedi Slimane, sí

La Maison que gestiona Pierre Bergè –la pareja del fallecido Saint Laurent, la persona que mejor le conoció y albacea de su legado y de la fundación que lleva su nombre– aún no lo ha confirmado, pero sí que se ha difundido un mail interno que podrían haber recibido los trabajadores de la todavía firma conocida como Yves Saint Laurent directamente del CEO de YSL: “Estoy muy orgulloso de anunciar una excitante etapa en la historia de nuestra marca. Como parte de una nueva estrategia para llegar a ser uno de los líderes mundiales de la moda y el lujo, estamos transformando el nombre de nuestra marca: de Yves Saint Laurent, a Saint Laurent Paris. La identidad de nuestra marca y el lenguaje visual será introducido en los próximos mese y estará todo listo para el lanzamiento de la colección Primavera/Verano 2013”, decía el mail.

[Relacionado: El diseñador que hizo adelgazar a Karl Lagerfeld ha vuelto a la moda]

Para la mayoría esto es un sacrilegio y el capricho de un niño mimado al que Pierre Bergè le está permitiendo todo. Para otros, no es tan grave. Hace tiempo Christian Dior pasó a llamarse Dior y nadie pareció enterarse. Simplemente, un reajuste de nombre y una vuelta a la filosofía de la marca, que es algo que el mail de Paul Deneve también remarca: “Este cambio celebra el legado y el patrimonio, mientras remarca audazmente nuestra ambición para el futuro. Esto nos permitirá volver a los fundamentos y revivir el espíritu y las intenciones que reinaron en la creación de Saint Laurent Rive Gauche, en 1966, bajo los principios de la juventud, la libertad y la modernidad”.

¿Y el logo? ¿Cambiará del mítico YSL a SLP? Aseguran que no. De todos modos, todos los afortunados que tengan alguna prenda o accesorio con él, que la guardan (aún más) como un tesoro. Pueden estar a punto de convertirse en incunables.