El embarazo después de los 35 años

Actualmente, en España, el porcentaje de madres que se quedan embarazadas por encima de los 35 años se sitúa en torno al 10 por ciento, siendo el 13 por ciento de ese 10 por ciento, las que se quedan embarazadas por primera vez. Las estadísticas confirman un fenómeno en crecimiento desde hace algunos años.

Riesgos de la edad para la mamá y su bebé

Madre a los 35 años

Los embarazos en mujeres mayores de 35 años aumentan año tras año, y afecta a los países europeos, especialmente a España. Desde finales de la década de los 70, ha aumentado significativamente la tasa de bebés nacidos de mujeres de 35 a 50 años de edad. Y durante los siguientes 20 años, esa tasa prácticamente se duplicó. Existen cada vez más razones que llevan a la mayoría de las mujeres a elegir la década de los 30 para quedarse embarazada. Hasta hace bien poco, el embarazo de una mujer por encima de los 30 años era considerado arriesgado. Hoy esta realidad ya no asusta. Los avances médicos en ginecología y obstetricia han posibilitado que las mujeres de más de 35 años tengan partos e hijos saludables y que la gestación de riesgo afecte, con una mayor incidencia, a las embarazadas con problemas crónicos de salud.

A medida que nos acercamos a los 40 años, experimentamos una reducción significativa de la fertilidad y, por eso, muchas mujeres recurren a las técnicas de inseminación para lograr el embarazo. Ésta es la razón por la que el número de gestaciones múltiples entre las mamás que superan los 35 años también haya aumentado significativamente. Una vez logrado el embarazo, que se desarrolle de forma sana, depende mucho del estado de salud de la mujer, así como de la edad que tiene.

Si la futura mamá goza de buena salud, seguramente tendrá un buen embarazo. Sin embargo, la diabetes gestacional, la presión arterial, los problemas en la placenta y el parto prematuro son algunas de las complicaciones más comunes. Para el bebé, la edad de su madre también es determinante. A partir de los 35 años aumenta el riesgo de síndrome de Down y de otras alteraciones cromosómicas. Según las estadísticas, si a los 30 años, una mujer tiene una probabilidad entre 1.000 de tener un hijo con síndrome de Down, a los 35 este índice es de una posibilidad entre 400 y a los 40 años es de una entre 100.

Consulta preconcepcional para quedar embarazada

Por tanto, aunque las mujeres mayores de 35 años estén más expuestas a algunos riesgos especiales en el embarazo, los estudios afirman que la mayoría de esas mujeres tiene embarazos y bebés saludables. No obstante, sea cual sea tu edad, es necesario que, antes de intentar quedarte embarazada, consultes con tu médico, sobre todo, si tienes un problema de salud crónico como diabetes, anemia, presión arterial alta, o estás tomando algún medicamento especial.

Disminuyen los riesgos del embarazo a los 35 años 

La medicina ha avanzado mucho en este sentido, ayudando a las mujeres de entre 35 y 50 años a tener embarazos con menos riesgos que en épocas pasadas. Aún así, es necesario que las mujeres estén informadas acerca de los riesgos que supone un embarazo a esas edades. Por tanto, siempre es recomendable consultar con tu médico y seguir sus consejos.

Más información: